Noche milagrosa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2911 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 8 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
NOCHE MILAGROSA

La noche era triste y fría, de aquellas que congelan hasta el alma, el momento aun lo recuerdo como si hubiera sido ayer, ¿cómo es que pasa el tiempo tan rápido? Nosotros salíamos de la escuela, fue un viernes por la noche; salimos y nos dirigimos a nuestro lugar de encuentro, tal vez solo unas cuantas cervezas y vámonos cada quien para sus casas, ¡pero no! El destino nos teníapreparada una muy espantosa sorpresa.

Llegamos hasta el metro Ferreira y de ahí nos pusimos a cooperar para comprar unas cuantas tortas y unas cervezas; el tiempo nos apremiaba y mientras terminábamos de comer y beber, nos dimos cuenta de que justo detrás de nosotros se alzaba una enorme carpa de madera, lúgubre y enorme para nuestros ojos. La curiosidad pudo más que nuestra hambre y decidimos ira echar un vistazo en aquel lugar. Mientras nos íbamos acercando, nos dimos cuenta de que la niebla que salía de aquel lugar comenzaba a cubrir nuestros talones, y el frío se acrecentó aún más para terminar infundiéndonos valor al momento de cruzar la entrada. Ya adentro de aquel recinto pudimos percatarnos de que en el ambiente se alcanzaba a respirar un fuerte aroma de azufre y miedo, unoscuantos focos alumbraban el interior del lugar y justo en medio de todo aquello se levantaban ante nuestros ojos las mesas de juego que adornaban y le daban fama a ese lugar de mala muerte. Eran unos futbolitos, el lugar ideal para poner en juego la dignidad del hombre, el recinto mágico donde los sueños terminan pisoteados y los egos se levantan como la espuma del mar.

Nosotros decidimos quedarnos ajugar un rato y preguntamos por las tarifas que se cobraban al utilizar las mesas de juego, el dueño nos cobro 5 pesos por siete pelotitas, un precio justo por alcanzar la eternidad; éramos seis de nosotros, se formaron 3 parejas y a cada par le tocaba comprar su ración de diversión. Al principio pensamos que cada quien se juntaría con su amigo del alma o su vecino de pupitre, pero no, la nocheestaba llena de muchas sorpresas más, e hizo que el demonio entrara en nuestras cabezas y la discordia se apoderara de nuestras almas, fue por eso y no por otra cosa, que Anselmo y Diego formaran una alianza muy fuerte, una alianza denominada: “Los Templarios de la Muerte”; mucha mamada para un par de güeyes, pero así eran felices y nadie podría opinar lo contrario.

El otro bando que se alzo antenuestros ojos, estuvo conformado por dos seres enormes, los rumores decían que eran inmortales y nosotros pensamos lo mismo; estos dos hombres, mitad dioses y mitad gigantes, eran “Los Hijos del Averno”, Omar y Gerardo, dos tristes perros que entablaron su amistad por medio de un pacto con el diablo. Y para terminar con las alianzas, al final solo quedamos dos pobre diablos que no éramos ni ricosni pobres, no éramos del mismo barrio y ni si quiera compartíamos la misma pasión futbolera; pero teníamos algo en común y era de que ambos jugadores fuimos considerados como los más guapos de aquel mini torneo que estaba a punto de jugarse. A nosotros nos llamaron: "Los Guapitos".

Ya después de tantas pretensiones y petulancias, nos llegaba la hora de la verdad, el momento cumbre de saber quiénde nosotros estaba hecho de carácter y forjado de coraje, y por otro lado saber quiénes serian los pobres títeres que se irían llorando a sus casas como perros olvidados. El primer partido, tuvimos el honor de jugarlo nosotros en contra Anselmo y Diego; yo por mi parte ya había platicado con el Niño de cobre, mi pareja futbolera, y juntos nos pusimos de acuerdo para vencer a tan invictos guerreros.Compramos nuestra respectivas pelotitas, y fue así, que el torneo comenzó.

El partido fue rápido e indiscutible y ganamos con un marcador agónico de 4-2, y aunque nuestros contrincantes comenzaron ganando 1-0, nosotros nos pudimos recuperar e hicimos gala de aquel juego que nos distinguiría durante el resto de la noche. Ya después de unos cuantos festejos y abrazos vino la reta conformada por...
tracking img