Noche y niebla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9034 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La política en las olimpiadas de Berlín 1936
Enrique Asín Fernández

El Centro de Estudios Olímpicos (CEO-UAB) publica trabajos en elaboración con el objetivo de facilitar su discusión científica. Su inclusión en esta colección no limita su posterior publicación por parte del autor, que conserva la integridad de sus derechos. Este trabajo no puede ser reproducido, ni integra ni parcialmente,sin el permiso del autor. Este trabajo fue presentado en la Asignatura “Olimpismo, Deporte y Cultura Contemporánea” impartida en la Universidad Autónoma de Barcelona durante el curso 1997-98. Ref. WP080

Enrique As ín Fernández – La política de las olimpiadas de Berlín 1936

Para referenciar este documento, podéis utilizar la siguiente referencia: Asín Fernández, Enrique (1998): La política enlas olimpiadas de Berlín 1936 [artículo en línea]. Barcelona: Centre d’Estudis Olímpics UAB. [Consultado el: dd/mm/yy] [Fecha de publicación: 1998]

2

Enrique As ín Fernández – La política de las olimpiadas de Berlín 1936

Índice de contenidos

Introducción......................................................................................................................................................... Características del régimen nazi. La teoría de la supremacía aria ......................................................... Las olimpiadas de 1936: organización, participación y resultados ........................................................ La teoría frente a los resultados..................................................................................................................... La contradicción del régimen: Jesse Owens ............................................................................................... La propaganda, entre el deporte y la política: Leni Riefenstahl y su "Olympia" .................................... La Olimpiada Popular de Barcelona como respuesta............................................................................... Citas bibliográficas ............................................................................................................................................

5 6 8 13 14 16 18 20

3

Enrique As ín Fernández – La política de las olimpiadas de Berlín 1936

4

Enrique As ín Fernández – La política de las olimpiadas de Berlín 1936

Introducción
Cuando en 1931 Berlín fuedesignada ciudad anfitriona de la undécima edición de los Juegos Olímpicos de la era moderna, muy pocos debían suponer que cinco años más tarde l a escena política alemana y europea se iba a encontrar extraordinariamente preocupada – por emplear un verbo suave – por la consagración de Adolf Hitler como máximo jerarca nazi del régimen nazi. Un año antes de la cita olímpica se habían producido una seriede iniciativas, especialmente en Estados Unidos, para organizar un boicot, y que en el caso estadounidense estuvieron a punto de tener éxito.

Berlín'36 será recordado por el gigantismo y la perfección organizativa y, sobre todo, por el intento – afortunadamente fallido – de Hitler de emplearlo como un instrumento para comprobar en la práctica las teorías de la superioridad racial aria. En parteno fue así porque en la memoria colectiva quedará grabada para siempre la gesta de un atleta norteamericano negro que, con sus cuatro medallas de oro, abofeteó la orgullosa cara del nazismo en su propia casa: Jesse Owens. En Berlín se desmoronó en toda su fragilidad el hasta entonces precario equilibrio entre política y deporte.

La época está asistiendo a la moviliza ción y el manejo de lasmultitudes. Los noticiarios, el Movietone, el UFA o la LUCE nos llenan de imágenes de Nüremberg, de Roma o de Moscú, donde los hombres se pierden en su bosque de cabezas que ya no piensan por sí solas. Podios gigantescos sirven de pedestal a unos líderes que gesticulan, gritan y amenazan, satisfechos de ver las muchedumbres a sus pies, en fila y de uniforme. De la individualidad no va quedando ni...
tracking img