Noches

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 62 (15472 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 23 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Noche sin fin
Alistair Maclean

Salte a través de la ventana del avión destrozado y aterrice encima de un hombre muerto. Aunque estaba completamente oscuro dentro del avión, de algún modo sabía que estaba muerto. Encendí mi antorcha y vi que estaba en lo correcto. Era el copiloto, aplastado entre su asiento y los restos del avión. Cubriendo su cuerpo horriblemente herido con una frazada,me pregunte con cuantos otros cadáveres tendría que lidiar….

Esta junta repentina con la muerte fue mi primera experiencia de civilización humana en meses. Por cuatro largos meses he estado trabajando, con sólo unos pocos científicos para una compañía, en una solitaria estación en la capa de hielo Polar en Groenlandia. El sonido repentino del avión que se había roto en la quietud helada deesa noche ha sido nuestro primer recuerdo del mundo que habíamos dejado atrás….

Capitulo 1: Lunes, medianoche

Fue Jackstraw el primero que escuchó el sonido.
“Aeroplano” anunció.
“¿Aeroplano?” pregunté incrédulamente. “¡Has estado bebiendo whisky otra vez!”
“Claro que no, Dr. Mason,” sonrió Jackstraw. Ambos sabíamos que nunca bebía nada más fuerte que café. “Venga yescuche.”
Esa fue la última cosa que sentí que hacía. Había estado acostado en mi saco de dormir por quince minutos y solamente había tenido éxito en crear un poco de calor dentro de esta. Mis pies, que habían estado completamente congelados, comenzaban a volver a la vida otra vez y la idea de salir de nuestra cabina con las temperaturas bajo cero me llenaba de terror.
“¿Aún puedes escuchar elavión?” pregunté.
“Si. Se esta haciendo más fuerte y cercano todo el tiempo.” Permanecí ahí, preguntándome que clase de avión podría ser.
“¡Dr. Mason! Su voz era urgente ahora. “¡Pienso que el avión puede estar en problemas! Esta viniendo más bajo y cerca. Es un gran avión – puedo oír varios motores.”
“¡Demonios!” dije con extrema molestia.
Salí de mi saco de dormir yrápidamente me puse varias capas de ropa. Ya se habían congelado en la medio hora desde que las tome. Fui por Joss, nuestro encargado de la radio.
“Despierta, Joss, pienso que vamos a necesitarte.”
Los tres que estábamos trepamos hacia muestras pieles – pantalones, chaquetas, sombreros, botas y guantes – y nos pusimos nuestras máscaras de nieve, para proteger nuestras caras del frío congelante deafuera. Entonces fui al camino que llevaba a la trampilla en el techo, nuestra única salida de la cabina. Yo arremetí duro contra la puerta para aflojar el hielo congelado que la rodeaba.
Esta noche el hielo se rompió fácilmente, así que no perdimos tiempo en salir de la cabina. Jadeábamos de dolor mientras el frió entraba a nuestros pulmones. El viento era aún más fuerte de lo que habíaesperado. Su sonido, como ese de un ser humano gritando de dolor, era más fuerte de lo usual, pero sobre ese sonido podíamos oír el rugido de los motores del avión.
Y entonces lo vimos. Era menos de dos kilómetros de lejos, no más que doscientos cincuenta metros sobre la capa de hielo. Solo lo vi por cinco segundos pero lo que vi me lleno de asombro. No era la clase pequeña de avión queesperaba, era una aerolínea de pasajeros gigante. Visiones terroríficas llenaba mi mente mientras imaginaba al avión chocar, y los pasajeros hundiéndose en esas temperaturas congelantes, sesenta grados bajo la temperatura del avión.
“¡Va a aterrizar!” Le grite a Jackstraw. “Esta buscando un lugar para aterrizar. Trae a los perros. Átalos al trineo. ¡Rápido!”
Corrí de regreso a la cabina,tratando de pensar en todas las cosas distintas que podríamos necesitar en una emergencia.
“Consigue todos los abrigos calidos que puedas encontrar, Joss,” grite. “Y trae sacos de dormir, frazadas – lo que sea que se te ocurra. No olvides el equipo de bomberos, y los palos de nieve – y por el amor de Dios no olvides el cable. Nunca encontraremos nuestro camino de regreso a la cabina sin eso.”...
tracking img