Normas icontec

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3497 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
A este libro le bastan sus virtudes para garantizarle el aprecio de lectoras y lectores, sobre todo cuando se conoce la altura académica de su autor, el ensayista Keith Ellis. Además, ha sido prologado por un agudo colega, Enrique Saínz, quien aporta una valoración de conjunto a la cual remite con gusto este comentarista.
Saínz le señala al volumen, como evidentes, «al menos tres cualidades quetodo lector agradece: la preocupación por ciertas problemáticas y temas poco tratados por la historiografía, la mesura en los juicios y valoraciones y su pertenencia a una rica tradición académica de la mejor estirpe, caracterizada en primer lugar por la inteligibilidad de la prosa y su raíz auténticamente humanista» (7). Añádase que se trata de textos que el autor, nacido en Jamaica en 1935,seleccionó entre los que había publicado en diferentes países de 1986 a 2002, cuando ya su oficio y su sabiduría se habían enriquecido en un camino de madurez abonada por numerosos ensayos en revistas, por libros como El arte narrativo de Francisco Ayala (1964), Critical Approaches to Rubén Darío (1974) y los dedicados a la obra de Nicolás Guillén, y por una larga labor docente.
La crítica ejercidapor Ellis ratifica aquí su carácter constructivo, no por supeditarse a determinados cánones de escuela, ni solamente porque las obras que estudia las sitúa ante la opción de construir. Lo ratifica, sobre todo, por la buena salud de su perspectiva –leal a la siembra de valores y tan ajena a deslumbramientos neómanos como a iconoclasias– y, en este caso particular, por su voluntad de tributo a laconstrucción histórica y cultural de los pueblos hispanoamericanos, de relevante proporción, incluso cuantitativa, en la América Latina y el Caribe.
En el volumen los textos no mantienen el orden en que fueron escritos o publicados, lo cual sugiere –por lo pronto en sentido general– una estrategia comunicativa que se confirma en el transcurso de la lectura. Sobre ellos se esbozará en esta reseña unavaloración que, aunque se rige por la secuencia en que aparecen reunidos, atiende tal vez más al papel que desempeñan dentro de la aludida estrategia que a sus específicos méritos respectivos. Téngase en cuenta, además, que todos son valiosos.
El ensayo inicial estudia Ismaelillo (1882), de José Martí, y sus nexos con el concepto de educación científica sostenido por el poeta en diversaspáginas, en especial sus artículos de 1883 y 1884 en la revista neoyorquina La América. En dichos nexos fundadamente Ellis ve expresado lo que en el título define como «el arquetipo prometeico de José Martí». A propósito de la zona de su legado que explora en esta ocasión, concluye: «En la poderosa fuerza moral hacia el progreso que Ismaelillo proporciona y los medios prácticos para alcanzar el desarrolloque los ensayos sobre la educación ofrecen, estos países [los latinoamericanos] encontrarán fructífera inspiración» (36). El autor de «Nuestra América» encarna una guía con la que Ellis se siente vitalmente identificado, cualquiera que sea la frecuencia con que en su braceo de fértil erudición haya tratado explícitamente la obra martiana.
A partir de ahí se extiende, como en círculosconcéntricos, la luz con que el crítico se adentra en “Lo épico en Pablo Neruda”, a quien profesa justa admiración, y en cuya arte poética busca el «contenido central de su aspecto ideológico» (45), sin detrimento de las dimensiones estéticas que la definen. Tras recorrer la obra del chileno, Ellis sostiene que el modo como aquél manejó la riqueza de sus recursos literarios –incluida la asimilación para supoesía de caminos aportados por diversos géneros, «y sobre todo la conciencia que él tiene del cuento en su práctica»– «parece responder a un impulso de ser poeta popular, de hacer que su abarcadora poesía, constituida de objetos diversos que se toman de la naturaleza y la sociedad y de la interrelación de las dos, llegue a un público cada vez más amplio» (53).
Cardinal en su labor valorativa,...
tracking img