Notas africa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1470 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Notas sobre la ayuda al desarrollo en África sub-sahariana.

[pic]

Desarrollo, ayuda y corrupción

El hecho de que África siga inmersa en un subdesarrollo cada vez más profundo y viviendo, en gran medida, en la miseria, no se debe sólo a la corrupción, las sequías o la guerra. Se debe a una mala planificación de la ayuda que, durante décadas, ha recibido. Una ayuda, en demasiados casos,enfocada a establecer, entre el país donante y el receptor, una relación comercial privilegiada, perpetuando una nueva forma de colonialismo, esta vez, económico.

Dejándose llevar por un espíritu africano de "vivir al día", se ha ido improvisando continuamente y no se ha atendido a razones de desarrollo a medio plazo, que hubieran hecho más efectiva la ayuda. No se ha fomentado un tejido socialcapaz de formarse, en una primera fase, y ser el motor de su propio desarrollo, inmediatamente después. Por el contrario, se ha creado, en la mayoría de los casos, una clase social dependiente de la ayuda económica occidental; una clase social que, a su vez, maneja para su único beneficio y sin rubor alguno, ni por su parte ni por la nuestra, los fondos que deberían estar destinados al desarrollode todo su pueblo.

Una casta corrupta moral y políticamente, demasiado poderosa en muchos casos como para ser desalojada del poder por vías pacificas. Una clase social dirigente que estrangula el desarrollo de su pueblo con nuestra inestimable ayuda logística y financiera.

La ayuda nunca debiera haber estado desligada del objetivo básico de la mejora de las condiciones de vida de lapoblación, en especial, de los colectivos más castigados: los niños y las mujeres. Esto que parece obvio y además debiera ser el objetivo básico y en algunos casos único, no es el reflejo de la realidad en la cooperación. Si alguna vez se ha llevado a cabo ha sido por organizaciones no gubernamentales y/o religiosas. Estas últimas primando también otra clase de "intereses".

En esta línea, WilliamEasterly, profesor de Economía en la Universidad de Nueva York, desenmascara en sus publicaciones todo lo que denomina como "maraña creada por la ayuda occidental”. Sostiene que dicha ayuda ha servido para alimentar la corrupción y perpetuar el subdesarrollo.

Easterly cita como ejemplo más sangrante el de Zambia, país que, de haber invertido en desarrollo todo lo recibido de occidente en concepto decooperación desde la década de los 60, habría alcanzado una renta per cápita, en los 90, cercana a los 20.000 dólares americanos. Por el contrario, según Easterly, la renta per cápita de Zambia, en 1990, era inferior a la de los años 60. ¿Nadie vio que no se estaba desarrollando nada? O por el contrario, ¿a nadie le importaba nada conseguir o no objetivos de desarrollo? Hay que estar muy ciego omuy cercano a la corrupción para no ver nada.

Son muchas y más rotundas las opiniones expertas que mantienen que una nueva casta, los llamados "cooperantes" u "oenegeros" estarían, decididamente y por indolencia en muchos casos, en otros por omisión, fomentando la no-salida del subdesarrollo para perpetuar su , en bastantes casos, magnifico estatus de vida.

Esto último, que pudiera parecermuy duro no es más que la constatación de las actuaciones de algunas “multinacionales de la ayuda” en países del África subsahariana.

La profesionalización del llamado “tercer sector” que, en principio, pudiera ser saludable e incluso necesaria, debería hacernos reflexionar sobre el nuevo desembarco de “yupies” para hacerse cargo de algo que ni les va ni les viene y que tan sólo les reportatrabajo. Carecen del espíritu de sacrificio y de la implicación personal necesaria para involucrarse definitivamente en los problemas e intentar paliar, en la medida de sus posibilidades, la situación de penuria y de abandono reinante en el África Subsahariana.

La corrupción, no es el único mal que asola África y contamina la ayuda, pero ha permitido, con el beneplácito occidental y a veces...
tracking img