Novela "el garrote y la gabela"- primera parte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5672 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Garrote y la gabela.


Novela.
Testimonio
Pedro Brunet Ramos.






Capítulo uno
Incertidumbre.

Todavía el que transita por la calle suelellamarla como en la época colonial " calle de las Cuatro Palmas ", aunque los agentes climáticos y el hoy siglo XXl no dan muestra de ello… la casa vivienda está situada justo en la esquina, al lado de lo que fuera la ferretería "La Campana ", no hay razón para culpar al deterioro de la fachada a otros agentes, de la escasa pintura dañada por el sol,de la mitad baranda a medio destruir, límite del portal entre la sala y la calle, a un agente erosivo natural, como no sea el humano.
Día y noche permanece cerrada, hay que llamar a la puerta y pronunciar en voces que oye el que transita para que se abran las puertas y tener acceso. Sala de un metro por dos de ancho, un falso techo que anuncia casiderrumbe con una escalera de hierro artesanal que sirviera de ascenso a una buhardilla o barbacoa , expresión del cubanismo de época, la escasa luz natural y ventilación le sigue al pequeño cuarto, dividido al parecer artificialmente, despojado de romanticismo femenino… , frente a la cama un televisor y un teléfono, sobre una mesita de trípode de cabillasartesanal. La cocina huérfana igual que lo demás, al final hay dos cuartos que por ironía no constructiva se le ha ausentado el sol, dando paso a la humedad ambiental, huída por escasos lapsos difíciles de describir. En la cocina está sentada la madre, de espalda a la mesa que hace esquina con el refrigerador, en la otra se sienta ella, que forma unángulo con la meseta horizontal ,… el tiempo dilatado sin causa aparente se recoge, la demora no era porque estuviera a la espera en un colchón editorial, de cierta manera obedeció quizá a un reflejo de incredulidad, a una sospechosa inutilidad imprecisa, de narraciones y lamentaciones tormentosas sin sentido, a un fatalismo cómplice del presente agitado,depredador y consciente, ---- a veces como para que no se oyese, baja la voz, la madre --- otro tanto ella…---- y el mayor de los hijos que actúa con desorden hogareño influido por el padre, imagen de luchador atlético produce el tema.
---- No sé que voy a hacer, debo una cantidad tremenda de dinero, lo cogió la policía con unas cosas y tuveque echarme todo encima, asumir una deuda por el valor perdido de la mercancía…:__Era la estampa del abandono, de la madre que da todo por los hijos, en cualesquiera circunstancia, que para ellas no han crecido pese al tamaño adulto, este al parecer se le había ido de la mano. :_ No desesperes, haz las cosas como deben ser.. __Le responde la madreque sentada a un extremo de la mesa que hace esquina con el refrigerador la contempla, desaliñada y con señas de abatimiento, cansancio..__Es que le digo las cosas y él sigue ¡ ahí, ahí, ! el otro día la mujer lo botó, vino en un bici taxi, con toda la mercancía, de madrugada, ¡ ya tú sabes !...:.-- Con tono enfático, rostro cetrino con los signos deagotadas soluciones, y responde nuevamente.:__¿Todavía me pides calma, paciencia…?
__ ¡ No te desesperes !…
__ Es que siempre es lo mismo, imploro y no veo solución, por muchas obras que haga…
__! Mi hijita, es que el santo no es para lo que tu quieres !, para que te resuelva tus problemas, si tú no pones de tu parte, ¡ imagínate !
__...
tracking img