Novela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9562 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 8 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Prefacio
Por mucho tiempo deseé cambiar de vida, ver el mundo de forma diferente, y más aún; deseé que todas mis fantasías y sueños se hicieran realidad, con lo que nunca conté fue con que la vida da tantas vueltas que ahora me encuentro frente a uno de mis peores temores, el asesino, mi asesino estaba en frente mío y sus ojos solo podían expresar el odio tremendo y la sed de sangre, la suciedadde su alma brotaba en sus movimientos, la maldad y el sadismo que emanaba de aquella criatura pútrida de alma y de corazón, hacía que mi estomago se rebotara y que mis ojos se rehusaran a ver tal figura. Era una imagen, era un castigo. Pero de todas maneras me lo merecía… De repente, de una herida que tenía en mi brazo salió una gota de sangre que rodó rápidamente por mi brazo, mi muñecacomenzó a sangrar abruptamente y yo comencé a sentirme mareada, mi depredador se acercó a mí y me tomó bruscamente del rostro, luego acercó su boca a mi brazo sangrante y puso su lengua en mi muñeca, la herida comenzó a arder y gemí del dolor, pero los ojos de mi atacante se tornaron negros con visos rojos, rugió y clavó sus colmillos en mi antebrazo… había perdido mucha sangre y estaba a punto deperder el conocimiento…

CAPITULO UNO
ROSA NEGRA
¿Mi nombre? ¡Jum! Eso no es lo esencial en este momento, de donde vengo, a que me dedico, cuáles son mis amigos, cuáles son las personas que conozco… muchas cosas que no tienen que ver mucho con lo importante en este informe, y es que todo en la vida se trata de informes… Informes, uniformes, formes…formes…. Todo termina en formes, que tragedia eseso.
Pero si quería salir de este asunto, lo más sensato era terminar con el tan preciado informe este, y mientras escribía y llenaba datos, mi subconsciente se escapaba delicadamente por la ventana mientras de reojo podía ver el cielo parcialmente nublado…
La tarde estaba fría y por ende mis manos temblaban al escribir, llevaba puesto uno de mis vestidos de terciopelo, obviamente arropado,después de todo el clima ese día no era nada favorable; de un momento a otro la tempestad aumentó y las gotas de lluvia comenzaron a entrar por la ventana que estaba entre abierta, una corriente estremecedora de frío que heló hasta la última terminación nerviosa de mi cuerpo.
El tiempo pasaba lentamente mientras que yo trataba de llenar los interminables informes que me tocaba pasar al otro día;estaba exhausta y el reloj de pared marcaba las 11 y media de la noche; pero lo que me mantenía despierta era la extraña sensación de que alguien me estaba mirando, sin embargo estas sensaciones me estaban rodeando los últimos días en los que me encerraba en mi habitación, así que si me ponía a pensar en la veracidad de esto lo cual me parecía completamente inaudito ya que era imposible quealguien me estuviera mirando o espiando. Por lo visto mi imaginación había sido afectada por los libros que había leído y por las historias que mis amigas me habían comentado, al parecer tanta fantasía y tanto surrealismo me había afectado considerablemente la cabeza, pero en fin, nada de esto debería cruzar por mi mente en estos momentos.
Los minutos pasaban lentamente y yo ya me estabadesesperando pues el trabajo era interminable, simplemente pesado y agotador, y lo que me tenía aun más loca era el hecho de que había dejado todo esto para último momento, era muy pero muy patética mi situación, mientras mis amigas seguramente estaban en sus dormitorios haciendo lo que se debe hacer en un dormitorio de internado a las 11 de la noche pasadas, yo estaba tratando de terminar lo que para míera causa de estrés.
De un momento a otro unos golpecitos llegaron hasta mis oídos, la sangre se me heló ya que no podía imaginar quien podría estar golpeando a mi puerta a esas horas de la noche, era extraño, pero de igual forma mi cuerpo no reaccionaba ni para pararme ni para desmayarme y ni siquiera para respirar bien, mi corazón se agito de repente, pero tuve la valentía de poder preguntar...
tracking img