Nuestra indumbre social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5844 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
SOCIEDAD Y EDUCACIÓN
INTERCULTURAL

Profesor: Rafael Vte. Ortiz Angulo

TEMA 1. NUESTRA URDIMBRE SOCIAL

Para abordar debidamente el reto actual de la educación intercultural nos concierne hacer una caracterización de la sociedad de la que emana, y en la que se inscribe, tal reto. Por ello, comenzaremos con el intento de pergeñar el paisaje social ycultural del que forman parte, sin posible exclusión, todos los actores que intervienen en el proceso educativo. A tal efecto, nos serviremos de los distintos análisis que, de nuestra situación nos ofrecen, autores de reputada solvencia. La intención no es hacer una presentación exhaustiva y pormenorizada de nuestro imaginario social, pero sí la de establecer un marco en el que se haga inteligible elorigen de algunas de nuestras urgencias en materia educativa.

1. Nuestro imaginario social en una imagen de paisaje marino.

Siguiendo a Charles Taylor, entiendo por imaginario social “algo mucho más amplio y profundo que las construcciones intelectuales que puedan elaborar las personas cuando reflexionan sobre la realidad social de un modo distanciado. Pienso más bien en el modo en queimaginan su existencia social, el tipo de relaciones que mantienen unas con otras, el tipo de cosas que ocurren entre ellas, las expectativas que cumplen habitualmente y las imágenes e ideas normativas más profundas que subyacen a esas expectativas”[1]. Taylor se refiere “a la forma en que las personas corrientes ‘imaginan’ su entorno social, algo que la mayoría de las veces no se expresa en términosteóricos, sino que se manifiesta a través de imágenes, historias y leyendas”[2].

Es imposible abordar aquí, con amplitud y profundidad, la complejidad de nuestro imaginario social. Cosa que, por otro lado, ha hecho con rigor y meridiana claridad el propio Taylor. Por consiguiente, a su obra remito a quienes estén interesados en dicha tarea. Pero sí podemos recurrir nuevamente a la plasticidad deuna imagen, para imaginar cual es el imaginario social del que participamos.

Imaginemos nuestra sociedad como un gran conjunto de barcas en alta mar tripuladas por las personas que la componemos. Cualquiera puede contemplar la línea del horizonte que le circunscribe como un gran límite. Cada punto de ese envolvente círculo está equidistante de cualquier observador, pues, mire hacia donde mire,su dintel de alcance visual es el mismo. Sin embargo, todos intuyen que, tras aquel límite perceptivo que es cualquiera de dichos puntos, existe una realidad que no les es accesible, pero que puede serlo si navegan rumbo hacia él. Ya que, en todo momento, cuentan con la posibilidad de reconducir su nave. A demás, pueden focalizar la atención desde diferentes perspectivas: popa, babor, estribor oproa. Imaginemos también que cada barca es la vida de cada cual y que, en ella y con ella, pueden navegar cómo y hacia donde deseen diseñando, así, su propio e intransferible decurso vital.

1. A propósito de Ortega.
Esta imagen, intencionalmente elegida, me viene sugerida por una profética y lúcida constatación que Ortega y Gasset, ya en 1934, hiciera sobre nuestra época[3]. Distingue Ortegaentre ideas y creencias. Las ideas “las producimos, las sostenemos, las discutimos, las propagamos, combatimos en su pro…”[4] y en las creencias “vivimos, nos movemos y somos”[5]. Las ideas designan todo cuanto significa ocupación intelectual. En cambio, con las creencias propiamente no hacemos nada, simplemente estamos en ellas, pues “constituyen la base de nuestra vida, el terreno sobre queacontece”[6]. Ortega observa que: “Hay una clase de épocas que se caracterizan por su gran azoramiento. A esa clase pertenece la nuestra. Mas cada una de esas épocas se azora un poco de otra manera y por un motivo distinto. El gran azoramiento de ahora se nutre últimamente de que tras varios siglos de ubérrima producción intelectual y de máxima atención a ella el hombre empieza a no saber que...
tracking img