Nuestra motivacion como obreros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (674 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nuestra motivación como obreros
Para reflexionar: Antes de estudiar esta lección, responde a la pregunta:
¿Por qué quieres trabajar con niños?

Al examinarnos a nosotros mismos, podemos encontrartres clases de motivos por qué queremos trabajar con niños:
Motivos humanos o emocionales:
Esta clase de motivos tiene que ver con lo que tú sientes, humanamente.
| |
Es bueno tener estamotivación. Normalmente, Dios nos da tareas que en el fondo nos gustan, y que vemos que son necesarias, y que El nos ha dado la habilidad para realizarlas. ¡Esto no significa que siempre será fácil!Estos motivos humanos o emocionales son importantes como confirmación de que estamos en el lugar apropiado. Pero no deben ser los únicos motivos ...
Motivos egoístas
Por ejemplo, uno puede pensar: "Amí no me dan importancia en la iglesia. Pero los niños sí me van a admirar, porque soy más fuerte que ellos, yo sé más que ellos, etc." - O también: "Nadie me ama, nadie me da cariño, pero los niños síme van a dar cariño."

Otros tratan de ganar puntos con Dios: "No estoy seguro si Dios realmente me ama; pero si hago este trabajo, seguramente él me va a amar."
Cada persona que ministra a losniños con estos motivos egoístas, no les da nada a los niños, sino les quita algo. Se beneficia a sí misma a expensas de los niños.
¿Qué dice Dios acerca de esta clase de motivos?
Mateo 6:33: Debemosbuscar primero el _________________________.
Gálatas 1:10: Debemos hacer la obra, no para agradar a los _____________, sino para agradar a ____________.
Entonces, ¿qué hago si encuentro estos motivosegoístas en mí mismo?
- Confiésalos a Dios, reconoce que es pecado, y arrepiéntete.
Dios te puede usar en el ministerio, pero solo si tu actitud cambia. Debes ser completamente sincero ytransparente ante Dios. Debes pedirle que él te muestre cada actitud egoísta en tu corazón, y que él mismo te limpie (1 Juan 1:7-9).
Motivos espirituales:
Dijimos que los motivos humanos son buenos, pero...
tracking img