Nueva ley de educacion en argentina- flavi terigi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1313 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Boletín Referencias nº 19

OPINIÓN

UNA NUEVA LEY DE EDUCACION EN ARGENTINA

• Flavia Terigi •
Universidad de Buenos Aires

UNA NUEVA LEY DE EDUCACION EN ARGENTINA
Flavia Terigi
Universidad de Buenos Aires

Tras veinte años ininterrumpidos de gobiernos constitucionales, el futuro de la educación argentina está fuertemente condicionado por un presente en el que las desigualdades delsistema se han acentuado en una escala que compromete el futuro de las generaciones en edad escolar. A trece años de la Ley Federal de Educación, el sistema se muestra desarticulado y con fuertes desniveles en cuanto a las oportunidades de escolarización y los aprendizajes reales. Pese a ello, no comparto la mirada histórica de un sistema pretendidamente igualitario que habría sido destruido porla Ley Federal. Sí considero que los procesos de la década del noventa (también los procesos educativos, pero no sólo ellos) contribuyeron a acentuar la desigualdad, y que hoy está en tela de juicio la capacidad del sistema de asegurar los derechos educativos de la población. En los noventa, tres leyes redefinieron el sistema educativo argentino: la Ley Federal de Educación, la Ley de EducaciónSuperior y la Ley de Transferencia de las escuelas nacionales a las administraciones provinciales. Al analizarse la Reforma, usualmente se pone el acento en la Ley Federal, y se tiene menos en cuenta el efecto de las otras leyes. En particular, la transferencia de escuelas (que cerró el proceso iniciado dos décadas antes por la dictadura militar) incrementó exponencialmente la responsabilidad de lasprovincias, que recibieron servicios desfinanciados y un parque edilicio seriamente deteriorado. En adelante, el Ministerio nacional se dedicó enteramente a las políticas de reforma y descuidó la planificación de medidas que aseguraran la continuidad de las funciones históricas del sistema escolar y que dieran basamento al federalismo educativo. De todos modos, el análisis de los noventa escomplejo, y no puede hablarse de una falla “principal”. Pero llama la atención el silencio ministerial sobre este tema, en un documento que salta de la Ley 1420 a la futura ley de educación, sin menciones precisas a la década pasada. Sin entrar a calificar a esta altura la oportunidad del debate a que ha convocado el gobierno nacional –está lanzado, y no tiene sentido seguir dándole vueltas al asunto-deben objetarse los mecanismos y los plazos propuestos por el Gobierno, aun si éste no parece dispuesto a reconsiderarlos. Por el lado de los mecanismos, se ha reducido la necesaria participación de la sociedad en un asunto de extrema importancia para todos y todas a mecanismos de consulta y a encuestas de opinión. ¿Cuáles serían los mecanismos adecuados? Es cierto que el gobierno no puede apoyarseen una cultura política asentada en el ejercicio democrático del debate de ideas o acostumbrada a generar posiciones nuevas a partir de la manifestación de opiniones, puntos de vista e intereses encontrados. Pero un gobierno comprometido con la profundización de la democracia en Argentina podría convertir al debate sobre una nueva ley en una oportunidad para ampliar los procesos de participacióndemocrática en torno a la educación. Podría facilitar la difusión de diagnósticos que permitieran a la ciudadanía intervenir en el debate con información amplia acerca de lo que se le consulta. Podría construir escenarios que inviten a las organizaciones a movilizar a la ciudadanía en torno a la educación: así como la participación de la CTERA ha colocado en la consideración pública dos cuestionesausentes en el documento gubernamental (la perspectiva del derecho social a la educación y las formas de representación en el gobierno de la educación), del mismo modo otras organizaciones y grupos podrían movilizar a la sociedad

2

colocando perspectivas hoy ausentes. Desde mi óptica, una oportunidad política de profundización democrática está siendo desaprovechada. Por el lado de los...
tracking img