Nueva retórica de perelman y olbrechts-tyteca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 6 (1460 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 30 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Chaïm Perelman (1912-1984), autor belga de origen polaco, tras estudiar derecho y filosofía, comenzó su carrera académica con investigaciones de carácter filosófico, en el terreno de la lógica formal concretamente, para acabar centrándose en ámbito de la filosofía jurídica y moral.
En 1944, cuando escribe su primer trabajo sobre justicia, Perelman todavía consideraba los juicios de valor comoalgo enteramente arbitrario. Desde este punto de vista, dando por sentado el carácter arbitrario de los valores, su pluralidad y oposición, Perelman entendía radicalmente que no podían existir criterios de justicia fundados racionalmente y, por lo tanto, no era posible hablar de justicia en términos racionales y, mucho menos, absolutos.
De esta actitud filosófica parte Perelman para justificar lanecesidad de la introducción de una nueva la argumentación retórica.
Afirma que cualquier esfuerzo que tenga como objetivo justificar reglas de justicia encontrará siempre su fin en un principio injustificado, en un valor arbitrario. Esto es algo que se deriva de la naturaleza misma de cualquier sistema de justicia.
Por otro lado, dada la pluralidad de los valores, y su oposición y carácterarbitrario, el razonamiento es incapaz de decidir cual de los antagonistas tiene razón, debido a la falta de acuerdo sobre los principios que podrían servir de punto de partida a la discusión. Desde tales postulados, dando por sentado el carácter arbitrario de los valores, su pluralidad y oposición, Perelman concluye radicalmente en que no puede existir una justicia absoluta fundada racionalmentePerelman modifica las premisas de su teoría al distinguir tres factores cuya consideración no puede simplificarse en una perspectiva general: el valor que funda la justicia, la reglas que la enuncia y el acto que la realiza. Mientras que el primero, ciertamente, no puede ser determinado según un estricto criterio de racionalidad; no ocurre lo mismo con los otros dos.
Tanto los juicios de valor queenuncian la justicia, como las atribuciones mediante las que tales juicios de valor se realizan, si existe acuerdo sobre unos criterios determinados de justicia, son susceptibles de un establecimiento racional.
Dentro de las premisas de la teoría de la argumentación racional, la distinción entre juicios de verdad y juicios de valor sigue siendo crucial. Los juicios de verdad son los enunciadoslingüísticos de los que se valen los científicos para exponer sus teorías, mientras que las decisiones jurídicas descansan sobre juicios de valor, como las decisiones morales o cualquier otro discurso de carácter axiológico. Justificar un juicio de verdad sería bastante fácil.
Basta con proceder a su demostración empírica, contrastando la realidad de los hechos con la referencia significativa deljuicio de verdad. Pero esta demostración no es posible en el caso de los juicios de valor, ya que éstos no tienen referente empírico.
Perelman y Olbrechts-Tyteca dejan en un segundo plano el acuerdo o la creencia subjetiva, el resultado de hecho de la argumentación, para centrarse en el carácter racional de la adhesión. Esto les obliga a abundar en la distinción clásica entre convencer ypersuadir. En este sentido, se manifiestan sin ambages a favor de la razón, decantándose por la convicción como objetivo de la argumentación racional. Perelman y Olbrechts-Tyteca hacen entroncar su solución con la tradición racionalista clásica.
La retórica o argumentación racional, tal y como es concebida por Perelman y Olbrechts-Tyteca, no busca persuadir. Pretenden construir una teoría racional dela argumentación y, en este sentido, dan prioridad a la convicción sobre la persuasión. Tratan de fundamentar una lógica específica que tiene como finalidad identificar argumentos capaces de convencer, esto es, válidos objetivamente. Lo cual quiere decir, en primer lugar, que la eficacia no se liga al efecto, sino a los cánones de aceptabilidad racional vigentes en una determinada comunidad...
tracking img