Nuevas tecnologías, nuevas formas de pensar ¿nuevas enseñanzas?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3057 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nuevas tecnologías, nuevas formas de pensar ¿nuevas enseñanzas? Lic. Amadeo Sosa Santillán, Programa de Popularización de la Cultura Científica, Ministerio de Educación y Cultura, Uruguay. asosa@dicyt.gub.uy Resumen El rápido incremento del conocimiento científico, los nuevos paradigmas de la sociedad post industrial, su impacto en la sociedad y por tanto en la educación, obliga a nuevos debatesepistemológicos a la vez que tensiona el campo de la enseñanza. Una necesaria alfabetización tecnológica debe considerar la revolución electrónica en la que se encuentran inmersos los alumnos (Postman, 1988) y que están determinando cambios en la formas de pensar (Ferrés, 2000). Las imágenes, como los conocimientos, modelan nuestro lenguaje quien a su vez estructura nuestro pensamiento. Comienzana evidenciarse cambios en las capacidades perceptivas y en las necesidades perceptivas (emotions seeker). El trabajo procura reflexionar acerca de los cambios, su impacto en el aprendizaje y sobre una enseñanza que resulta interpelada por estos aspectos. A la rígida institución escolar, le es muy difícil sostener el impacto de la rapidez de los cambios en aspectos fundamentalmente tecnológicos, yaque desde sus orígenes no fue, precisamente, diseñada para promover la mentalidad y los valores que corresponden al contexto de descubrimiento, a la creatividad, la innovación, la diversidad pluralista, la duda y la crítica, aspectos tan necesarios en la sociedad actual. No es posible pensar en una educación para toda la vida, que requiere de un aprender a aprender, si no se aprende a enseñar enesta nueva realidad.

Introducción “Es importante que las estructuras escolares concebidas para responder a las nuevas exigencias de la formación técnica y científica, sean lo suficientemente flexibles para poderse adaptar a la rápida evolución de la ciencia y la técnica” (UNESCO, 1962. Art. 8. Recomendaciones de la Conferencia Internacional de Instrucción Pública). Hace medio siglo atrás lasrecomendaciones del Organismo Internacional hacían referencia a la demanda que surgían de los avances científicos y tecnológicos, inmersos en la denominada “guerra fría” entre las potencias económicas de la época en busca de ganar la batalla espacial y militar. A mediados del siglo pasado, a partir de la segunda guerra mundial, se genera una crisis ética y social que suscita una actitud dedescreimiento en el progreso de la humanidad. El nazismo, las invasiones a distintos países, los procesos dictatoriales, entre otros, van negando, de alguna manera, la perspectiva de un pretendido progreso racional de la humanidad. Suele sostenerse que el progreso se basa en un armónico desarrollo de la ciencia, la tecnología, de las artes y las libertades que, finalmente, elevaría las condiciones de vidade toda la humanidad. Sin analizar desde qué lugar se elaboran estos discursos y hacia quiénes están dirigidos, lo cierto es que estos aspectos también incidieron en una nueva mirada hacia la producción del conocimiento científico y la enseñanza de la ciencia (Díaz, 2000). Otros hechos que influyeron en ese cambio de perspectiva, fueron, entre otros, el fin de la guerra fría, la pérdida deideologías llamadas “duras”, la hegemonía del sistema capitalista, la globalización, el neoliberalismo. Todos ellos desembocaron en una sociedad occidental preocupada por conseguir confort, éxito, satisfacción de forma rápida y con un consumo importante de tecnología como representante simbólico del estatus socio-económico, inmersos en una pluralidad de valores que pueden llegar, incluso, a sercontrapuestos. “Reflexionar sobre nuestro mundo –hoy– es principalmente reflexionar sobre la ciencia y la tecnología; por lo tanto, la pregunta por la estructura del orden social actual es –en gran parte– la pregunta por la ciencia y por la técnica”, (Díaz, 2000,38). Sin embargo, puede observarse que las prácticas educativas parecen ubicarse en una racionalidad instrumental, siguiendo a Habermas (1999),...
tracking img