Number four

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 211 (52653 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
I AM NUMBER FOUR
PITTACUS LORE

PRÓLOGO
La puerta empieza a temblar. Es algo poco sólido hecho de cañas de bambú
unidas con trozos de bramante deshilachado. La sacudida es casi imperceptible
y se detiene de inmediato. Alzan sus cabezas para escuchar, un chico de catorce
años y un hombre de cincuenta, que todo el mundo piensa que es su padre pero
que había nacido cerca de una jungladiferente, en un planeta diferente, a
cientos de años luz de allí. Están acostados a cada lado de la cabaña, cada uno
en un catre con mosquitera. Oían un chasquido lejano, como el sonido de un
animal rompiendo la rama de un árbol, pero en este caso, sonaba como si un
árbol entero estuviera siendo tronchado.
–¿Qué ha sido eso? –pregunta el muchacho.
–Shh –contesta el hombre.
Oían el zumbido de losinsectos, nada más. El hombre lleva sus piernas al
costado del catre cuando el temblor comienza otra vez. Un temblor más
continuado y firme, y otro crujido, esta vez más cerca. El hombre se pone en pie
y camina lentamente hacia la puerta. Silencio. El hombre hace una profunda
inspiración mientras aproxima lentamente la mano hasta el pestillo de la puerta.
El chico se incorpora.
–No –susurrael hombre, y en ese instante la hoja de una espada, larga y
resplandeciente, hecha de un brillante metal blanco que no se encuentra en la

I AM NUMBER FOUR PITTACUS LORE
3 Traducido por Aurim para masquevampiros.blogspot.com
Tierra, atraviesa la puerta y se hunde profundamente en el pecho del
hombre. Le sobresale quince centímetros por la espalda, y es rápidamente
retirada. El hombreprofiere un gruñido. El muchacho, un grito ahogado. El
hombre hace una sola inspiración, y pronuncia una palabra: “Corre.” Cae sin
vida al suelo.
El chico salta del catre, sale a través de la pared trasera. No se molesta con
la puerta o una ventana; él literalmente corre a través de la pared, que se hace
pedazos como si fuera papel, aunque está hecha de fuerte y dura caoba africana.
Rasga lanoche congoleña, salta sobre los árboles, sale corriendo hacia algún
lugar a una velocidad de alrededor de noventaisiete kilómetros por hora. Su
vista y su oído están por encima de la de los humanos. Esquiva los árboles, pasa
rasgando las quejumbrosas lianas, salta pequeños arroyos de una sola zancada.
Cerca de él se oyen fuertes pisadas, haciéndose más cercanas a cada segundo.
Sus perseguidorestambién tienen talentos. Y tienen algo con ellos. Algo de lo
que sólo había oído hablar, algo que nunca pensó que vería en la Tierra.
Los crujidos se acercan. El chico oye un bramido bajo e intenso. Sabe que
lo que sea que está detrás de él se aproxima con mayor velocidad. Atisba un
claro en la selva más adelante. Cuando lo alcanza, ve un enorme barranco, de
noventa metros hasta el otro ladoy otros noventa de caída, con un río allá
abajo. La ribera del río está cubierta por enormes cantos rodados. Pedruscos
que le harían papilla si cayera sobre ellos. Su única oportunidad es lograr
atravesar el barranco. Tendría una escasa ventaja, y una oportunidad. Una
oportunidad para salvar su propia vida. Incluso para él, o para cualquiera de
los demás cómo él en la Tierra, es un salto casiimposible. Regresar, lanzarse
abajo o intentar luchar con ellos representa ciertamente la muerte. Tiene que
intentarlo.
Suena un estruendo ensordecedor tras él. Están a unos ocho o nueve
metros. Da cinco pasos hacia atrás y corre… Y justo antes del filo del saliente
despega y empieza a volar a través del precipicio. Está en el aire tres o cuatro
segundos. Grita, con los brazos extendidosfrente a él, esperando protección o el
final. Golpeó el suelo y cayó hacia delante, terminando en la base de un árbol
gigantesco. Él sonríe. No puede creer que lo haya logrado, que vaya a
sobrevivir. Sin esperar a ser visto y sabiendo que tiene que alejarse más de ellos,
se pone en pie. Tendrá que seguir corriendo.
Se da media vuelta hacia la selva. Cuando lo hace, una mano enorme se
cierra...
tracking img