Objecion de conciencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6769 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
OBJECION DE CONCIENCIA EN LA ARGENTINA
Juan G. NAVARRO FLORIA
Publicado en: MARTÍN SÁNCHEZ, Isidoro y NAVARRO FLORIA, Juan G. (Coords.): La libertad religiosa en España y Argentina, Fundación Universitaria Española (2006) Madrid, pp. 314/326.

1. Introducción
En la República Argentina, como en muchos otros países de Occidente, el desarrollo legislativo, jurisprudencial y doctrinario referidoal derecho a la objeción de conciencia, es relativamente reciente. No porque la institución fuera desconocida como tal, sino porque raramente se habían planteado casos en la práctica y en la vida social. No desarrollaré aquí los conceptos generales acerca de qué debe entenderse por objeción de conciencia, sus fundamentos filosóficos, o sus antecedentes históricos. Todo ello ha sido explicado enobras generales y específicas sobre el tema, que permiten dar por supuestos o conocidos tales conceptos, y adentrarnos directamente en el tratamiento de la cuestión en la República Argentina 1 . Baste decir aquí que la objeción de conciencia implica una forma de desobediencia jurídica: supuesta la necesidad de obedecer a la ley, es decir, la obediencia a la ley como conducta debida y esperada, elobjetor la desobedece en virtud de un imperativo ético (religioso o no) que le impone una conducta, o una abstención, contraria a lo que la ley manda. Esta desobediencia tiene dos características: no es activa, como en el caso de la rebelión o revolución, sino pasiva; y no es colectiva, sino individual.

Precisamente, en la Argentina, después de la reforma de 1994, el derecho de resistencia hasido reconocido por la propia Constitución Nacional en su artículo 36, para el supuesto de interrupción del “orden institucional y el sistema

1

El tema de este capítulo, incluyendo los puntos generales que deliberadamente se dejan aquí de lado, y también los que serán tratados aunque de modo más sintético, fueron estudiados por el autor en NAVARRO FLORIA, J. G., “El derecho a la objeción deconciencia”, Buenos Aires, 2004.

democrático”. En este caso, “todos los ciudadanos tienen el derecho de resistencia contra quienes ejecutaren los actos de fuerza enunciados en este artículo” 2 . No existe, en cambio, ninguna norma que con carácter general prevea (ni para habilitarla, ni para prohibirla), la objeción de conciencia, a diferencia de lo que ocurre en otros países de la región, comoParaguay 3 o Colombia 4 ; aunque en la práctica ningún país de América Latina ha reconocido el derecho a la objeción de conciencia con tanta extensión, y en tanta variedad de casos, como la Argentina. Hay que notar, además, que en varios países de la región la objeción de conciencia está como norma prohibida, sea por la Constitución como en Venezuela 5 o Nicaragua 6 , sea por la ley, como enMéxico 7 .

Podemos

hallar

un

fundamento

jurídico

a

ese

reconocimiento, es el artículo 19 de la Constitución argentina:”Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que nomanda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe”. Adicionalmente, en 1994, la Constitución fue reformada, y una serie de tratados internacionales de derechos humanos, adquirieron “jerarquía constitucional” (art.75 inciso 22), que proveen una amplia tutela a la libertad de conciencia, junto a la libertad de pensamiento y de religión, aunque la objeción de conciencia en cuanto tal no estáexpresamente prevista por tales tratados.

2

En los mismos o similares términos está previsto en varias constituciones provinciales: Ciudad Autónoma de Buenos Aires, art.4; Jujuy, art. 6 inc.5; San Juan, art.123; Córdoba, art.17; Buenos Aires, art.3 in fine; Chubut, art. 17; Santiago del Estero, art.13; entre otras. En el caso de la provincia de Tierra del Fuego, el derecho de resistencia no está...
tracking img