Objeto y metodo de las relaciones internacionales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1797 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Concepto y método de las relaciones internacionales
1. El objeto formal de las relaciones internacionales.
Una de las corrientes críticas a la singularidad de esta ciencia se ha fundamentado en el argumento según el cual, siendo los fenómenos internacionales objeto de explicación por otras ciencias sociales ya consagradas, sería suficiente proceder a una adecuada articulación de los datos yexplicaciones aportadas por ellas para alcanzar un grado suficiente de conocimiento de la realidad internacional.
Semejantes objeciones son, en gran medida, una consecuencia directa de los antecedentes científicos y de la propia génesis de la ciencia de las Relaciones lnternacionales. Como lo han subrayado numerosos autores, el estudio de los acontecimientos internacionales realizado por laHistoria, el Derecho Internacional o la Filosofía Política, contribuyó decisivamente a postergar la aparición de una ciencia que analizase, desde una nueva perspectiva, las grandes interrogantes sobre el mundo internacional que la Primera Guerra Mundial había suscitado.
Habría que añadir que todavía, durante el período de entreguerras, los historiadores y juristas siguieron reivindicando la exclusividad,o al menos, la supremacía en el tratamiento de los acontecimientos internacionales desde sus respectivas ciencias.
Ello fue así incluso cuando se hacía cada vez más evidente la incapacidad de estas disciplinas para aportar un cuerpo teórico suficientemente explicativo de la pluralidad de actores y relaciones que conformaban el sistema internacional.
Naturalmente no han sido ajenos a estascríticas y resistencias ciertos intereses, más o menos inconfesables, vinculados a la posición hegemónica que en el ámbito académico y universitario habían alcanzado estas ciencias y que ahora se veía parcialmente cuestionado por los especialistas de la nueva ciencia.
No obstante, la fuerza de los hechos se impuso a las críticas teóricas y academicistas de quienes cuestionaban la necesidad yposibilidad de una ciencia autónoma dedicada a conocer los acontecimientos internacionales. Los efectos de las dos guerras mundiales propiciaron una “toma de conciencia” sobre las dimensiones universales de la sociedad internacional del presente siglo. Esta “toma de conciencia” constituyó una auténtica revolución científica, en el sentido en que Thomas Kuhn ha acuñado esta expresión, estimulando yconsolidando definitivamente la autonomía científica de las Relaciones Internacionales en relación con el Derecho Internacional y la Historia.
El debate se trasladó entonces al terreno de dos ciencias sociales que se encontraban en pleno proceso de expansión: la Ciencia Política y la Sociología. De una parte, los autores que se adscriben a la corriente del realismo político, entre los que se encuentran lamayoría de los especialistas norteamericanos, defienden la necesidad de estudiar las relaciones internacionales como una parte especializada situada en el marco teórico general de la Ciencia Política. Ello explica por qué la mayor parte de sus obras abordan las cuestiones de la política internacional, reservando capítulos especiales a los temas de la política exterior de las superpotencias, ydescuidan en cambio los análisis sobre otros fenómenos y actores
no estrictamente políticos.
Frente a ellos se han alzado las voces de quienes reivindican el estudio de la realidad internacional como una parcela específica de la Sociología. Entre estos autores, en su mayoría europeos, ocupa un lugar destacado el nombre de Schwarzenberger, quien en 1941 ya escribía lo siguiente: «El estudio de lasrelaciones internacionales es la rama de la sociología que se ocupa de la sociedad internacional. Esto explicará por qué la ciencia de lasrelaciones internacionales no puede tener una exclusiva e íntima asociación con
cualquier rama particular de la ciencia que no sea la sociología misma».
El debate entre los seguidores de una y otra corriente doctrinal no ha concluido todavía, como lo...
tracking img