Obra teatral infantil

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1393 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el castillo de Toledo, el obispo Juan de Navarra esperaba impaciente la llegada de su rey Alfonso Vll . Tenía que hablarle, contarle lo sucedido en su ausencia. El pueblo estaba a punto de rebelarse. El súbdito a quien había dejado el poder. el conde Carlos Zúñiga, no estaba a la altura de las circunstancias, se la pasaba haciendo fiestas con las cortesanas del reino. La gente moría por faltade agua y alimentos pues no había lluvias, los lagos se secaban. La Reina Elizabeth vivía en frivolidades y no se daba por enterada.
-- Obispo – ¡vaya al fin ya los oigo llegar! Bendito dios
Se acerco al balcón y distinguió una nube de polvo. Sentimientos encontrados cruzaron por su cabeza, le daba alegría ver a su rey, pero ¿Cómo iba a reaccionar al ver el desastre del reino? Escucholos cascos de los caballos entrando al castillo y corrió al salón a recibir a su Rey.
-- Obispo- Bienvenido su majestad alabo a dios su regreso
-- Rey – Mi querido Obispo gustoso los ojos, dadme la bendición, pues Dios estuvo con nosotros conquistamos reinos al sur, ganamos batallas y matamos miles de moros. pero ¿Qué pasa mi fiel amigo? ¿No te da gusto? ¿Dóndeestá mi esposa? Que no está recibiéndome, veo alboroto en el pueblo ¿qué pasa? ¿Dónde está el conde Zúñiga?
-- Obispo- he he no se por donde comenzar su majestad ha habido algunos problemas el pu….
Quiso continuar pero, gritos y murmullos provenientes del salón contiguo lo interrumpieron. Era Elizabeth quien entraba sorprendida a ver al Rey
-- Reyna-¡Esposo mío! Mevas a matar de un susto, hubieras avisado que venias, no te esperaba. Pero Obispo no te quedes ahí parado ayúdame vamos a enseñar al Rey lo que conseguí
-- Rey-Espera mujer, el Obispo Juan me quiere poner al tanto de los pormenores del reino en mi ausencia
-- Reyna-¡pero Alfonso, Rey de Toledo! ¿Es más importante los chismes de este hombre que lo que le pase a tu mujer?¡Oh por dios!
Elizabeth corrió y salió del salón hecha un mar de lágrimas maldiciendo al Obispo
-- Rey-Dime Obispo ¿Dónde está el conde Carlos Zúñiga? A El deje encargado los asuntos del reino.
-- Obispo-Oh su excelencia, lamento informarte pero, el conde Zúñiga salió hace tres días a la boda de la hija del Rey de Navarra y no hemos sabido nada de él.
--Rey-¡guardia! Que pase el general Augusto
-- General-¡a sus ordenes su majestad!
-- Rey-a la brevedad traedme al conde Zúñiga y ponerlo a mi vista ¡pronto!
-- General-en seguida su majestad
-- Rey-Decidme querido Obispo ¿Qué ha pasado? ¡Cuenta por Dios!
-- Obispo-Su majestad, en estos 6 meses de ausencia, no hemos tenido lluvias, la tierrano produce, los lagos están secos, no hay ganado, ha muerto mucha gente de hambre y los reinos del norte no han pagado tributo la gente está molesta
-- Rey-Pero con justa razón, oh por dios que desgracia y mi fiel súbdito ¿qué ha hecho?
-- Obispo-Se rumora que el conde Zúñiga está haciendo una alianza con el rey de Navarra para quitarte del trono y como tú no tienesdescendencia El asumiría la corona y Elizabeth….
-- Rey-Elizabeth¿ qué? Dime no te quedes callado
-- Obispo-Ella está de acuerdo, claro no es que me conste, pero la gente cuenta
Una furia indescriptible se apodero del Rey Alfonso, pero un ruido estruendoso lo saco de sus pensamientos
-- Súbdito-Su majestad, que alegría volverlo a ver, dichoso este día que regreso alreino de Toledo. Me contaba el general Augusto las inmensas victorias que tuvo en su viaje, los reinos que conquistaste y los trofeos que conseguiste en verdad os felicito. Obispo Juan de navarra bendice a nuestro Rey y as algo útil a este reino
Con una sonrisa burlona, el súbdito se dirigió a la salida queriendo eludir al Rey
-- Rey-Espera conde Zúñiga ¡no me des la espalda!...
tracking img