Obreros evangelicos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1291 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el libro de la hermana Elena White obreros evangélicos nos dice: en todo período de la historia de esta tierra, Dios tuvo hombres a quienes podía usar como instrumentos oportunos a los cuales dijo: “Sois mis testigos.” En toda edad hubo hombres piadosos, que recogieron los rayos de luz que fulguraban en su senda, y hablaron al pueblo las palabras de Dios. Enoc, Noé, Moisés, Daniel y la largalista de patriarcas y profetas, todos fueron ministros de justicia. No fueron infalibles; eran hombres débiles, sujetos a yerro; pero el Señor obró por su medio a medida que se entregaban a su servicio.
Desde su ascensión, Cristo, la gran cabeza de la iglesia, ha llevado a cabo su obra en el mundo por medio de embajadores escogidos, mediante los cuales habla a los hijos de los hombres, y atiendea sus necesidades. La posición de aquellos que han sido llamados por Dios a trabajar en palabra y doctrina para la edificación de su iglesia, está rodeada de grave responsabilidad. Los ministros ocupan el lugar de Cristo, en la obra de exhortar a hombres y mujeres a reconciliarse con Dios; y únicamente en la medida en que reciban de lo alto sabiduría y poder podrán cumplir su misión. Losministros de Dios están simbolizados por las siete estrellas, la cuales se hallan bajo el cuidado y Los ministros de Cristo son los guardianes espirituales de la gente confiada a su cuidado. Su obra ha sido comparada a la de los centinelas. El Señor envía sus ministros a presentar la palabra de vida, a predicar, no “filosofías y vanas sutilezas,” ni “la falsamente llamada ciencia,” sino el Evangelio,“potencia de Dios para salud. Los siervos de Dios no reciben honores ni reconocimiento del mundo. Esteban fué apedreado porque predicaba a Cristo y
Cristo crucificado. Pablo fué encarcelado, azotado, apedreado y finalmente muerto, porque era un fiel mensajero de Dios a los gentiles. El apóstol Juan fué desterrado a la isla de Patmos, “por la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.”5Apocalipsis1:9. Estos ejemplos humanos de constancia en la fuerza del poder divino, son para el mundo un testimonio de la fidelidad de Dios a sus promesas, de su constante presencia y gracia sostenedora.
Los que trabajan para Cristo nunca han de pensar, y mucho menos hablar, acerca de fracasos en su obra. El Señor Jesús es nuestra eficiencia en todas las cosas; su Espíritu ha de ser nuestra inspiración; yal colocarnos en sus manos, para ser conductos de luz nunca se agotarán nuestros medios de hacer bien. Podemos allegarnos a su plenitud, y recibir de la gracia que no tiene límites.
Elena G. de White nos habla acerca del las responsabilidades del ministro como nos dice Pablo: “Requiero yo pues escribió Pablo a Timoteo, delante de Dios, y del Señor Jesucristo, que ha de juzgar a los vivos y losmuertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. “Fue una recomendación que hizo pablo a Timoteo un hombre celoso y fiel como lo fue Timoteo. Esto implica que se esté listo para testificar por Dios donde quiera que se le presente la oportunidad, ante grandes congregaciones ycírculos privados, al lado del camino o del hogar, a amigos y enemigos, en seguridad o expuesto a penuria y peligros, oprobio y pérdida. Los ministros de Dios deben entrar en íntima comunión con Cristo, y seguir su ejemplo en todas las cosas en la pureza de la vida, en la abnegación, en la benevolencia, en la diligencia, en la perseverancia. El ganar almas para el reino de Dios debe ser su primeraconsideración con pesar por el pecado y con amor paciente, deben trabajar como trabajó Cristo, en un esfuerzo resuelto e incesante.
4Romanos 15:1-3.7Juan 1:29.Se necesitan hombres de fe, que no sólo quieran predicar, sino ayudar a la gente. Se necesitan hombres que anden diariamente con Dios, que tengan una conexión viviente con el cielo, cuyas palabras tengan poder para traer convicción a...
tracking img