Ocio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2483 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
TIEMPO DE OCIO

GETE ALONSO, EUGENIO LUIS.
Barcelona, Plaza y Janes, 1987
1. UNA APROXIMACIÓN AL OCIO

1) CUANDO EL TIEMPO ES OCIO

Todos hemos tenido ocasión de observar más de una vez a dos personas que discuten sobre un tema y que, pese estar afirmando lo mismo, no parecen ponerse de acuerdo. Esta situaciones se producen normalmente por problemas de terminología que impiden ambosantagonistas advertir que están de acuerdo. Por esta razón me parece casi obligado hacer, al comienzo de este libro, ciertas precisiones sobre el autor entiende por cada uno de los términos que va emplear.
Todos manejamos palabras y expresiones como “trabajo”, “ocio”, “tiempo libre”, “tiempo de ocio” que , aun pareciendo muy claras hoy para todos nosotros, han tenido a lo largo de la historia(como veremos en el capítulo VII “más de 2000 años de ocio”) y tiene para cada uno de nosotros también ahora concepciones y aplicaciones muy distintas.

A) EL NO-TRABAJO
El ser humano, como cualquier animal, distribuye y divide su tiempo en función de las actividades que realiza. La civilización occidental, con variantes poco significativas, ajusta esta distribución al siguiente modelo: ochohoras de trabajo, ocho horas de sueño y las otras ocho horas son consideradas tiempo libre. Así, hoy, en tiempo libre es percibido, por omisión, como un residuo del empleado en trabajar; el derecho a divertirse solo se reconoce, pues, aquellos que trabajan. Si el “reposo del guerrero” era patrimonio exclusivo del valeroso paladín que regresaba a su castillo tras una cruenta batalla, en la actualidadel tiempo de ocio está pensando para el trabajador agotado, para la persona que ha producido y, por lo tanto, a obtenido la posibilidad de gastar su dinero en lo que desee. Otro aspecto de la dicotomía trabajo-tiempo libre afecta a la duración y a los efectos de las actividades realizadas durante el ocio: el ocio continuado puede resultar tan fatigoso y contraindicado como el incesante trabajo.Parece ser, y así lo afirman eminentes especialistas con quien no deseo polemizar (doctores tienen la iglesia), que el ocio sin trabajo no seria tal o no podría disfrutarse en su plenitud (reconozcamos, de pasada que es una lástima).
Lo ideal sería no contra poner ambos términos y referirnos a cada uno de ellos como realidades distintas; encontrar, así, la verdadera esencia del verdadero tiempolibre y del ocio no en la negación de las actividades productivas ( en el no trabajo) si no en los propios placeres, goces y beneficios que tal ocio, tal tiempo libre, pueden proporcionar al hombre.

B) EL TIEMPO LIBRE
El tiempo libre es aquel del que disponemos una vez hemos abandonado el centro de trabajo a la ocupación que nos procura el sustento. Esas horas, aparentemente desocupadas,se encuentran desperdigadas en pequeñas parcelas a lo largo del día; pero la insuficiencia del tiempo libre no solo se debe a su excesivo fraccionamiento si no que, además, no están libre como puede parecer.

Trabajo
Actividades humanas necesidades
Tiempo libre obligaciones
DesplazamientoNecesidades
Ocio desplazamientos
Tiempo de ocio

Parte de esas horas se consumen en la satisfacción de las necesidades biológicas propias de todo animal, principios vitales de subsistencia y conservación (al menos en apariencia)de la especie, y en los desplazamientos, gran fantasma y tragedia de nuestra sociedad. Dedicamos una, dos o mas horas, según los casos, en trasladarnos de casa al trabajo o del trabajo a la casa, esperando ese autobús que no llega o que llega demasiado lleno buscando sitio donde aparcar, impacientemente detenidos en un embotellamiento atronador y monstruoso, asiendo colas para comprar el...
tracking img