Oiuytfghj

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (278 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El origen
Los partidos políticos, en la acepción más amplia del término, poseen hoy
una característica significativa: su universalidad. No hay casi país independiente
que puedaexhibir un sistema político carente de partidos, a no ser por dos casos
particulares: un puñado de sociedades tradicionales de estructura familiarpatrimonial
como las que pueblan el GolfoPérsico, y las dictaduras militares que
son, sin embargo, fenómenos siempre temporarios (Ware 1996). Aparte de tales
excepciones, y no obstante el tipo de régimen, la ubicación geográfica olos
antecedentes históricos, cada estado-nación cuenta con (al menos uno de) estos
actores institucionales. Más aún, ninguna democracia occidental –u
occidentalizada— es concebiblesin ellos.
Semejante omnipresencia no implica que todos los partidos tengan la misma
naturaleza ni que cumplan estrictamente las mismas funciones; mucho menos, que
las causas de suexistencia puedan encontrarse en leyes sociales universales o en
una ubicua voluntad creadora del hombre. Antes bien, y haciendo un paralelo con la
evolución histórica de la democracia, lospartidos aparecen como la consecuencia
no buscada de la masificación de las sociedades y la expansión territorial de los
estados, cuyas dinámicas van a dar lugar a un nuevo fenómeno: elde la
representación política.
La condición histórica del surgimiento de los partidos fue el incremento de
la participación política, que se verificó fundamentalmente a partir de laprofundización del proceso de urbanización de los siglos XVIII y XIX. Asimismo,
el sustrato indispensable sobre el que se desarrollaron (y al que robustecieron) los
partidos fue elórgano de representación política por excelencia, aquél al que la
ascendente burguesía fue constituyendo en herramienta de control de las medidas
de gobierno: el parlamento (Oppo 1982).
tracking img