Oligarcas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3141 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
fibra 23 Reportaje:

Los nuevos muchachos
Por : Carlos Monge

Se llaman Boris Berezovski, Mijail Jodorkovski, Roman Abramovich o Vladimir Gusinski. Hace quince años, cuando aún existía la URSS, no tenían más dinero que el resto de sus compatriotas. Hoy han levantado fortunas que hicieron de Rusia el país con más billonarios del mundo después de Estados Unidos, Alemania y Japón. Son muyricos, muy inescrupulosos y bastante mafiosos.

Según la revista Forbes, la riqueza combinada de los nuevos oligarcas rusos que emergieron tras la caída del “socialismo real” equivale a un cuarto del producto interno bruto de ese país, donde un veinticinco por ciento de la población –sobre un total de 143 millones de habitantes– está bajo la línea de la pobreza.

Paul Klebnikov, editor de laversión rusa de Forbes, hace pocos meses pagó con su vida la osadía de haber puesto en letras de imprenta esa información. El 12 de julio pasado, el periodista de 41 años, ciudadano estadounidense nacido en Nueva York, fue acribillado a balazos cerca de su oficina en Moscú. Fue el decimoquinto hombre de prensa asesinado en el país desde el año 2000. Klebnikov, autor de un libro que se transformó en bestseller el 2001 –Padrinos del Kremlin: la declinación de Rusia en la era del capitalismo gangsteril– tenía muchos enemigos. Uno de los más poderosos era Boris Berezovski, el paradigma más perfecto de aquellos que se enriquecieron súbitamente tras la implosión que en 1991 echó por tierra a la Unión Soviética Ya en 1996 Klebnikov había escrito un artículo cuestionando la honestidad de Berezovski,quien le puso juicio y obligó finalmente a Forbes a retractarse. Pero en su libro insistió en acusar el incestuoso maridaje entre dinero y poder que se ha dado con descaro en la Rusia post-soviética. Por eso es que si bien Berezovski está viviendo en Inglaterra, país al que huyó en el 2000 al saber que estaban a punto de arrestarlo por fraude y lavado de dinero, muchos moscovitas no dudaron endirigir sus sospechas del crimen sobre el calvo magnate. Mientras tanto, él dirige sus asuntos económicos desde una elegante oficina en el barrio londinense de Mayfair. Después de todo, en la Rusia actual una de las cosas que se consiguen con mayor facilidad es un par de esbirros dispuestos a enviar al otro mundo a un testigo molesto o a un rival de negocios turbios. Por las dudas, Berezovski se vioobligado a aclarar desde su grato exilio que “en Rusia, si usted publica una lista de las personas más ricas del país, es como si le estuviera informando de ello a los fiscales. A alguien claramente no le gustó la manera en que él operó y decidió sacárselo de encima al estilo ruso, no a través de las cortes de justicia, como hice yo”. Ocurre que la noción de capitalismo que existe en el ex imperiodel mal –para emplear la expresión acuñada por Ronald Reagan– remite mucho más a Al Capone del Chicago de los años 30 que al hipercapitalismo impulsado por la Thatcher en el paraíso liberal inglés de los 80. Es ahí donde hoy se están aclimatando: todos los oligarcas acusados por la justicia rusa viven un millonario exilio en Inglaterra.

Far West financiero
El cambio repentino y veloz desde unsistema económico centralmente planificado hasta una economía de libre mercado, donde esta práctica aparece asociada a los excesos más perniciosos del capitalismo salvaje, fue la fuente de desajustes y claroscuros. David Hoffman, ex corresponsal del Washington Post en Moscú, también escribió un libro sobre los oligarcas, pero vivió para contarlo. Su tesis es que el estrecho círculo de losbeneficiados con las reformas se originó en torno al gobierno de Boris Yeltsin, el ex “apparatchik” comunista que administró la extinción de la Unión Soviética y su reemplazo por una vaga Comunidad de Estados Independientes hasta fines de 1999, cuando con su salud minada por problemas cardíacos y el abuso del vodka transfirió sus poderes a Vladimir Putin. El actual presidente, quien entonces oficiaba...
tracking img