Ontologia social lukacs

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 45 (11184 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LUKÁCS: EL MÉTODO Y SU FUNDAMENTO ONTOLÓGICO[1]*

El debate acerca del método al interior del marxismo produjo una vasta y variada bibliografía. Las más diferentes vertientes y las más diversas corrientes políticas tienden a ver en el método el campo resolutivo último de sus divergencias o confluencias. No raramente, tenemos el método afirmado como un organon que sería la llave de la verdad,otras veces el método casi es reducido a la lógica formalaristotélica: tal como el lenguaje posee una gramática, el pensamiento tendría en las leyes lógicas su compendio de reglas que aseguraría su formalización correcta, y por lo tanto, la veracidad de lo pensado. El argumento de autoridad, al fin y al cabo, termina siempre surgiendo en este contexto: el método “verdadero” sería la garantía de lacorrección o de la veracidad del conocimiento.
Fue así que en el transcurso del siglo XX, el método se va transformando en la garantía de la verdad. Con todo, en el horizonte marxiano (si Lukács está correcto), ésta es una proposición rigurosamente inaceptable. Por dos razones:
1) Por un lado, porque si la realidad posee una objetividad propia, distinta de la conciencia, no hay ninguna razón paraque la realidad (y no el método) no sea el criterio de verdad. Hacer lo contrario, deducir la verdad del conocimiento a partir de la esfera metodológica, produce dificultades insuperables. Antes de más nada, porque muchas veces del mismo “método verdadero” frecuentemente derivan afirmaciones y conclusiones muy distintas. Esto ocurre en todas las áreas del conocimiento; con todo, en la política,dada sus especificidades, es muy grande la frecuencia y la intensidad con que propuestas muy diferentes tienen el mismo piso metodológico.
En pocas palabras, como en el proceso de intelección de la realidad hay mucho más que los principios metodológicos, si adoptásemos el método como la razón de ser del conocimiento verdadero, crearíamos una enorme confusión. Y con esa confusión, no apenas lainvestigación de la realidad es perjudicada, como también dejaríamos de encauzar la resolución de lo que la reflexión metodológica puede de hecho solucionar: las cuestiones de método.
2) Además de la realidad (y no el método) ser el criterio de verdad, hay aun una segunda razón por la cual la proposición opuesta es incompatible con el universo marxiano: en la enorme mayoría de las veces termina porconducir a la concepción según la cual el objeto del conocimiento es una pura construcción de la subjetividad. Así siendo, lo que asumimos por realidad nada más sería que una imagen creada por nosotros, en nuestro propio proceso gnoseológico: con esto estamos más propiamente en el campo kantiano-fenomenológico que en el campo marxiano.
Si Lukács está correcto, repetimos, la esfera resolutiva delproblema del método es dada por su función social[2] y no, como se quiere la mayoría de las veces, por la esfera lógico-deductiva.
Nos gustaría desde ya advertir al lector para dos aspectos muy importantes. El primero es que este procedimiento — buscar la determinación de la particularidad de los complejos sociales en sus funciones sociales — es típico del último Lukács, en especial el de Para unaOntología del Ser Social.[3]2 Esta obra, por un lado, no apenas aun está en gran medida inexplorada, como de forma alguna puede ser considerada consensual entre los marxistas. No podemos aquí detenernos sobre la polémica que la cerca, pero apuntar este hecho nos permite explicitar que estamos entrando en un terreno aun poco estudiado y polémico.
En segundo lugar, que al interior del propioLukács maduro, hay indicios bastantes fuertes de una divergencia importante en el tratamiento que confiere al método. En el ‘Prefacio’ a la Historia y Conciencia de Clase de 1967, año en que ya estaba envuelto en la redacción de la Ontología, sus reafirmaciones de algunas de las tesis metodológicas de juventud parecen ser incompatibles con sus teorizaciones en la Ontología.[4] Nuevamente, con todo,...
tracking img