Operación A Corazón Abierto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 7 (1698 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 11 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Operación a corazón abierto:

UN VIA CRUCIS HACIA LA VIDA

Para Tommy que merecía estar vivo.

Por Paquita Armas Fonseca

Fotos Juvenal Balán

Esta historia pudo comenzar en mi natal Holguín cuando por infección en la garganta me subía la temperatura hasta 40 grados centígrados. Tengo un vago recuerdo de que mi papá y mi mamá me llevaban cargada, muy temprano en la mañana a un lugar quele decían la Ondi, para que algún médico me viera y también inyectarme penicilina.

Luego supe que por esa fecha – quizás debido a las fiebres - apareció mi prolapso en la válvula mitral que los doctores llamaban soplo. O tal vez esa afección cardíaca es una predisposición genética, ¡quien sabe!. Lo cierto es que aquella dolencia no impidió una vida rica en ejercicios físicos: esgrima, campo ypista, volybol y gimnasia entre otros deportes. Tampoco imposibilitó que hiciera trabajo voluntario, participara en prácticas de la defensa, subiera lomas, bailara empatando noche y día en los carnavales santiagueros, bebiera lo mismo ron que cerveza y hasta fumara, llegué a consumir más de dos cajetillas Populares al día. Esto último no es, por supuesto, un mérito.Pero esta historia pudo comenzar también el año pasado, cuando me hice el chequeo de rutina al que me he sometido todos los años desde 1979, fecha enque comencé a tratarme en el Instituto de cardiología y cirugía cardiovascular (ICCCV). El joven Dr Marcos Dopaso al hacerme un Ecocardiograma me preguntó que si yo sabia que tenía una CIA (comunicación interauricular) le dije que no. Y confieso que dudé de ese diagnóstico porque Marcos era apenas un residente, pero se lo comenté al Dr Darío Barrera, calificado cardiólogo con el que siempre me heatendido y él decidió repetir el eco. Para mi asombro no sólo había una CIA, sino una hipertensión pulmonar con remisión a cirugía y ahí comenzó mi vía crucis particular.

Segunda parada.

Mi exvecino, amigo y hasta jefe en tanto editor principal de la página web de Cirugía Cardiovascular para la cual escribo, el doctor Ángel Manuel Paredes Cordero se encontraba en el Hospital Europeo GeorgesPompidou en París, Francia, en una estadía de intercambio profesional. Por suerte existe el e-mail e inmediatamente le escribí porque si alguien tenía que abrirme el tórax ese sería Paredes.

Desde la ciudad luz, el pinareño por nacimiento y orgullo, para muchos especialistas del ramo uno de los mejores cirujanos cardiovasculares de Cuba, para mi el más completo, particularmente en la válvulamitral, me tranquilizó con la esperanza de que por mínimo acceso pudiera cerrarse la dichosa CIA y resolver el problema. Tenía que esperar su regreso y someterme a otros estudios antes de llegar a un diagnóstico definitivo.

Realmente, la única molestia que yo sentía era una opresión en el pecho y un poco de falta de aire cuando subía escaleras, algunas bastante altas por mi negativa a montar enelevadores debido a la claustrofobia. La arritmia que padecía desde un año atrás ni me la sentía. En mi interior tenía la ilusión de resolver mi mal con un cateter, procedimiento mucho menos invasivo que la de trabajar en mi corazón luego de convertir el esternón en dos piezas abiertas que permitieran la intervención quirúrgica del músculo cardiaco.

Mas, a finales del mes de agosto cuando enpresencia de Paredes, el reconocido especialista el Dr Juan Valiente Mustelier me hizo el eco supe que mi suerte estaba echada: se trataba de una dolencia que necesitaba una operación a corazón abierto para arreglar dos problemas: la válvula mitral y la CIA, acto con el que se solucionaría la hipertensión pulmonar.

Con la seguridad que lo caracteriza Paredes me apuntó “podría decirte que podemos...
tracking img