Oráculo celeste

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2798 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ORÁCULO CELESTE.
Y no dejamos de preguntarnos, Una y otra vez, Hasta que un puñado de tierra Nos calla la boca… Pero ¿es eso una respuesta? HEINRICH HEINE “Lazarus”

Dónde empieza nuestro viaje cósmico. “¿Profe, y por qué la luna no se cae?”. Con una pregunta como ésta empieza cada día mi clase de astronomía, quizá de la misma manera como hace miles de años, la historia del pensamientohumano también se inició a partir de un complejo interrogante. Lo obvio no existe. Estamos acostumbrados a desechar las inquietudes de nuestros niños con respuestas ligeras, y en el peor de los casos con silencios que en nada favorecen el despertar de su espíritu investigador : el cielo es azul, porque no puede ser de otro color, el sol de noche “se va a dormir” y es por esto que no lo vemos, y latierra parece que se mueve o por lo menos eso es lo que dicen. Afortunadamente hay quienes no creemos que lanzar un puñado de tierra sea dar una respuesta. Apostarle a una educación que busque contestar preguntas con más preguntas y que seduzca a cada niño para que no desfallezca jamás en esa búsqueda, es la única luz que puede romper la oscuridad abrumadora en la que ha estado sumido nuestro mundocontemporáneo. La educación formal nada les está diciendo a los niños sobre los lazos invisibles que nos unen a todos los seres del planeta, tampoco les habla sobre las semejanzas entre una estrella de mar y las estrellas celestes, sobre cómo las ramificaciones de una

Ceiba son también las ramificaciones de nuestro sistema circulatorio, y de cómo una mamá copetón defiende a sus críos con lamisma tenacidad con que lo hace un mujer por sus hijos frente al fantasma de la guerra. Hacer que los niños descubran esa “pauta” que nos conecta a todos los miembros del cosmos, a través del estudio de la Astronomía es una de mis principales y más amadas tareas. Si podemos reconocer a la tierra, ya no como un cuerpo celeste aislado de los demás, sino como integrante de todo el universo, entenderemosno solo nuestros orígenes, sino muy seguramente nuestro futuro y la responsabilidad que frente a el tenemos. Los demás planetas, las constelaciones, las estrellas, el sol, los cometas, y en fin todo ese cúmulo de cuerpos celestes, están más “cerca” de lo que pensamos, pero desafortunadamente no sabemos absolutamente nada de ellos, aún cuando han sido testigos de toda nuestra evolución. Noentendemos bien, en qué momento de la historia, el hombre dejó de interesarse por los asuntos del universo con la misma curiosidad con la que se interesaba por los asuntos de su planeta. Los griegos, quienes fecundaron al mundo con la siembra de toda su filosofía de vida, nunca descuidaron el saber de la bóveda celeste, como tampoco dejaron de preocuparse por los debates políticos o artísticos de sutiempo. Es necesario volver a retomar el aprendizaje como una práctica integral: comprender la sinfonía cósmica tiene que ser igual de asequible para un físico, que para un director de orquesta. Es preciso desmitificar los saberes, ponerlos al servicio de cada ser humano que esté en un constante crecimiento intelectual y espiritual. La ciencia no es para eruditos o personas con dotes especiales. Es ydebe ser para todos aquellos que tengan preguntas con sed de respuesta, nada más. Por esa razón nos resulta necesario desempolvar el estudio de este tipo de saberes, hacer que la comprensión de los problemas más complejos del cosmos, nos dote de las herramientas necesarias para entender nuestro propio universo interno, y poder decir que hemos superado el terrible vaticinio que Estanislao Zuleta-uno de los maestros con quien más estamos en deuda por su legado frente a lo que debe ser enseñar- pronunciaba frente a la enseñanza de las ciencias: “el logro más triste de nuestro sistema educativo consiste en producir científicos creadores que hacen aportes, y que sin embargo, fuera de su campo estrecho de conocimiento, no tienen ningún interés en la sociedad en su conjunto, ni en su proyecto...
tracking img