Oratoria benedicencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (782 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 4 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¨Si no tienes nada bueno que decir de los demás, mejor no digas nada ¨
Buenos días mi nombre es _________y les voy a hablas sobre la benedicencia.
La benedicencia es una palabra desconocida que nisiquiera aparece en el diccionario, pero sin embargo existe la palabra maledicencia que es lo contrario a la benedicencia y si la maledicencia es el vicio de hablar mal de los demás la benedicenciaes la virtud de hablar bien de los demás, vencer el mal con el bien, un apostolado que todos podemos vivir.

La benedicencia busca difundir lo positivo que hay en los demás, pero no solo se limitaeso. Por un lado, esta virtud nos invita a callar los errores y defectos del prójimo, por otra parte nos estimula a recalcar las cualidades y virtudes. Para vivir la benedicencia es necesario comenzara promover los comentarios positivos primero, en la familia que es nuestro primer entorno, practicando esta virtud de padres a hijos, de hijos a padres y con nuestros hermanos quizás el mas difícil dehacer. En segundo en nuestro colegio o con nuestras amigas ya que varios de los conflictos dentro de nosotras surgen de alguna palabra hiriente, de frases irónicas o comentarios negativos, y porultimo en nuestro entorno con general ya se con el policía de la escuela, la cajera del super algún mesero, quizá una sonrisa le podría cambiar el día.

Es muy fácil criticar a la gente, hablar mal delas personas, decir los errores de los demás y estárselos recordando, pero que difícil es pedir perdón, arreglar las cosas o reconocer los propios errores.

En una ocasión un hombre se acusó dehaber difamado a una persona. El sacerdote le pidió que antes de darle la absolución fuera al día siguiente con una almohada de plumas a la iglesia. Ese día subieron los dos al campanario y el sacerdotele pidió que destruyera la almohada. Al momento las plumas se esparcieron por toda la ciudad. El sacerdote le hizo ver que eso mismo sucedía con la maledicencia y la difamación, no se sabía hasta...
tracking img