Oratoria de oaxaca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (416 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tiempos aquellos en los que el hombre luchaba por sobrevivir, pero aún en su más cruda ignorancia nunca atentó a la naturaleza. Sin embargo el hombre de hoy, el hombre del siglo XXI; el hombre que haviajado a la luna y que ha surcado espacios interestelares… Ése es el que está destruyendo nuestra naturaleza.
Buenos días honorables miembros del jurado calificador, compañeros disertantes de lasdistintas escuelas concursantes, profesores aquí presentes y público en general. Mi nombre es _____________ soy alumna del 5º grupo “A” y represento orgullosamente a la escuela primaria particular“Colegio Guadalupe” con mi pieza de oratoria titulada “LOS RECURSOS NATURALES Y EL CAMBIO CLIMÁTICO”.
El ser humano ha modificado su ambiente para satisfacer sus necesidades, depende directamente de laproducción de la naturaleza para poder existir. Sin embargo el mundo se convierte en un caos de codicia y poder ilusorio, tras el mezquino fin de obtener lujos y placer de los sentidos.
Diariamenteescuchamos en la televisión, en la escuela, en la casa “cuidemos la ecología””cuidemos el medio ambiente””no tires basura””reciclemos”… ¿Y lo hacemos? O solamente lo pensamos. Son pocos lugares delmundo, en donde la gente se esfuerza con seriedad por cambiar su actitud hacia el medio ambiente.
El agua que tomamos y que usamos en nuestro diario vivir se está contaminando. Nuestros recursos naturalesse están extinguiendo, y las selvas y bosques están desapareciendo. Los pulmones de la naturaleza están sufriendo por la ambición desmedida del hombre. ¿Qué no ha hecho el hombre en su relación conla naturaleza? Todas las generaciones venideras tienen derecho a que le dejemos un ambiente en el que se pueda vivir con dignidad.
¿Se puede detener el paso de la noche al día? ¡No! Por lo tanto todoesto provoca consecuencias y el cambio climático es un proceso de la Tierra que no se puede detener pero sí alentar. El cambio no es un maleficio, es algo que nos hemos ganado a pulso. Todo...
tracking img