Origen de los mexicanos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1233 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 2 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ORIGEN DE LOS MEXICANOS

En tiempos anteriores a la primera fecha escrita por nuestros antepasados, los mexicas partieron de la legendaria Aztlán por mandato de su dios Tetzanhtéotl Huitzilopochtli, quien también habría de guiarles durante su prolongada peregrinación hasta el Cem Anáhuac Tlaliyoloco México Tenochtitlán. El centro y el corazón del único mundo, México, la tierra de las tunas.Cuentan las crónicas que los antiguos mexicanos debieron abandonar su nativa Aztlán porque vivían oprimidos bajo el duro dominio de los señores de la región: los originales aztecas, de quienes ellos tomaron en principio el nombre.
Cuéntese también que el caudillo que gobernaba en los primeros años de peregrinaje a los mexicas era un notable guerrero zurdo llamado Huitzilopochtli, quien además eraservidor, guardián e imagen del dios Tetzanhtéotl. Huitzilopochtli se dolía ante su dios por las humillaciones de su pueblo, y así le suplicaban su favor y ayuda para hallar un sitio en donde fundar su propio imperio. Tetzanhtéotl escucho los ruegos y prometió un lugar de liberación parecido a aquel que antes habitaran: un islote en medio de un lago, en el cual prosperarían y del que serian losamos absolutos. A cambio, la divinidad exigió ofrendas y obediencia. Así fue como Tetzanhtéotl, por intermedio de Huitzilopochtli en forma de águila, los saco de Aztlán, los condujo y consoló durante su larga y penosa trayectoria.
De Aztlán Chicomóztoc arribaron a Culhuacan, ubicadas en tierras chichimecas. Fue en ese entonces cuando el gran Huitzilopochtli murió a la edad de 160 años. Pero antesde expirar, hizo saber a sus hermanos y compañeros que el alimento de Tetzanhtéotl eran la sangre y el corazón de los hombres, y que había que consagrárselos en ofrenda. También los alentó a preservar y a no flaquear la travesía hasta el sitio que les estaba reservando para edificar su reino. Y, por último, dio la orden de que, una vez fallecido, depositaran sus restos en una urna de piedra, y quepasando cuatro años exhumaran su osamenta para colocarla en un envoltorio, el que sería reverenciado y perfumado diariamente con humo de copal.
Una tradición asegura que el lugar que habría de ser el asentamiento definitivo de los mexicas les seria revelado mediante una señal.

También ha sido referido el que la emigración de aquellas reforzadas tribus se habría producido a causas de que enrepetidas ocasiones habeos aparecido el colibrí que era la manifestación animal de Huitzilopochtli, y que esta avecilla trinada constantemente la palabra tihui, que significa en habla náhuatl “ya vamos”. Huitziton, uno de los más sabios entre ellos, tradujo esto como el clamor de un dios para abandonar Aztlán, y así se los hizo saber a Tecpatzin y a todo el pueblo. Ambos hombre habrían sido jefes devarios pueblos con un origen común. Al año haberse puesto en camino llegó a Huey Culhuacan. Fue ahí donde habría hecho su aparición un dios de nombre Huitzilopochtli, quien les hizo conocer que él los había sacado de Aztlán, y los conmino a llevarse con ellos porque deseaba ser su protector primordial y beneficiarlos con su cuidado. Con este fin le hicieron un arca de juncos que fue trasportada porcuatro sacerdotes: Cuauhcóatl, Apanécatl, Tezcacohácatl y Chilmalman.
Otra tradición afirma que Aztlán gobernaba un individuo llamado Motecuzoma, y a su muerte se desencadeno una lucha por la sucesión y mando entre sus dos hijos: el mayor, señor de los cuextecas, y el menor llamado mexi o Chalchiuhtlatónac, señor de los mexicas y quien detestaba a su hermano. Mexi no pudo acceder al poder, así quese separo junto con sus súbditos de la vieja Aztlán. De este modo, las siete tribus nahuatlacas partieron de cuinehhuayan chicomoztoc para jamás volver.
Pasado un tiempo, una de las siete tribus originales o calpullis se aparto del resto: el calpulli de los mexicas, por mandato de Huitzilopochtli, estaría un tiempo en el lugar en donde se había roto un árbol. Ahí, Huitzilopochtli los hizo...
tracking img