Origen y evolucion de las armas de fuego

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1462 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ORIGEN Y EVOLUCION DE LAS ARMAS DE FUEGO

Invención de la Pólvora.
La pólvora negra fue inventada por los Chinos aproximadamente en el s.IX de nuestra era, mas no concibieron las armas de fuego como nosotros las conocemos, solamente la utilizaron para fabricar cohetes y fuegos artificiales.
Su composición básica es una proporción variable de salitre, azufre y carbón, dejando después de lacombustión gran cantidad de residuos y arrojando mucho humo, por oposición a esté fenómeno a las pólvoras modernas se les llama 'sin humo' aunque un poco también producen.

Invención del cañón.
Los Arabes fueron los grandes comerciantes de la edad media, y gracias a ellos éste tan importante invento llegó a Europa, y su avanzada cultura les permitió desarrolar el concepto básico del arma defuego, en el que la pólvora al quemarse genera gases que impulsan el proyectil por el tubo-cañón.
Ya promediando el s.XIII se comenzaron a ver piezas de artillería en las batallas europeas, sobretodo en la España ocupada por los árabes, y en constante guerra para mantenerla bajo su dominio.
Los materiales empleados en su construcción comenzaron con madera dura, hasta las diversas aleacionesmetálicas posteriores.
Muy lentamente la artillería se fue ganando la confianza de los ejércitos, pero éstos todavía luchaban armados de espadas y flechas, fue necesario el perfeccionamiento del proceso de elaboración de la pólvora, mediante el sistema de separación de los granos de diferentes tamaños, para poder desarrollar armas portátiles eficaces.

El arcabuz.
Las armas de fuego individualesfueron evolucionando como pequeños cañones de mano, y por ejemplo el Mosquete, que en el s.XVI pesaba entre 8 y 10 kg, y que solo soldados muy vigorosos podían utilizar, y ésto era posible apoyándolo sobre una horquilla que se clavaba en el suelo y que le daba un punto de apoyo.
Su calibre era de hasta 22 mm. y el peso de la bala unos 50 gramos, para la carga de pólvora se tomaba la mitad del pesodel proyectil.
Pero lentamente con el desarrollo de nuevas técnicas se fueron mejorando los componentes y hacia el s. XVII un arcabuz tenía unos cinco kilos de peso, lo que le hacía utilizable por una persona normal y sin necesidad de la horquilla.
Con el arcabuz el arma larga de fuego individual se vuelve tan efectiva como para dominar las tácticas en las batallas. El alcance efectivo rondalos 100m.
El sistema de ignición de la pólvora fue mejorando de apoco, comenzando con el cordel ó mecha con brasa al rojo, el cual se arrimaba a la cazoleta de polvorín para producir el disparo, evoluciónando luego a un mecanismo que lo sostenía hasta el momento que se deseaba disparar, acercándolo manualmente denominado llave de mecha.
La llave de rueda mejoró la ignición de la pólvora, pues enél un mecanismo de resorte imprime un movimiento giratorio a la rueda de metal, provocando un torrente de chispas sobre el polvorín.
La llave de chispa llegó para quedarse casi dos siglos, (S.XVII al XIX) un mecanismo de resorte imprime un movimiento pivotante y con fuerza al trozo de pedernal, que al chocar con el depósito de pólvora produce chispas que incendian el polvorín. Ya tenian disparadorpor lo que se podia controlar con bastante precisión el momento del disparo.
Con éste tipo de arma se lucharon las guerras napoleónicas y las de emancipación de casi toda América.

El fulminante.
La invención del fulminante y de la llave de percusión, fue una gran revolución en cuanto a fiabilidad en el disparo, ya que por fin quedaba eliminada la cazoleta con el polvorín, que tanto trabajodaba mantener seco y en su sitio.
La proporción de fallos pasó de 1 en 15 para el arma de chispa, a 1 en 300 para el arma de percusión.
La forma de la llave no cambió mucho con respecto a las anteriores de chispa, ahora el martillo golpea el porta pistón y su fulminante, el cual transmite la pequeña pero intensa llama por el oído hasta la recámara.
A mediados del S. XIX, lo 'último' en...
tracking img