Ortíz de zárate el paracaidista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3582 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

“ENTRARÉ EN TZELATA O EN EL CIELO”

A
ntonio Ortiz de Zárate y Sánchez de Movellán nació en San Sebastián en el año 1932, estudió en un colegio de Jesuitas y seguidamente inició la carrera militar. Después de graduarse de Teniente se fue voluntario a la Legión de donde pasó al Cuerpo de Cazadores paracaidistas. Su bandera, la II Bandera de la Brigada Paracaidista “Roger de Lauría”,fue destinada a Ifni y él, de nuevo voluntario, salió con ella hacia ese lugar.

Fue en este preciso lugar, el día 23 de noviembre de 1957 cuando entró en combate.

La situación del puesto de Tzelata, situado al oeste de la ciudad de Sidi-Ifni y a una distancia de unos 40 kilometros, la 12ª Compañía de Tiradores de Ifni al mando del Capitán Llorente, junto con una sección de la policía dirigidapor el Teniente Cuevas, resisten los ataques del enemigo en la noche del día 22. Se produjeron varios heridos en nuestras fuerzas, el Cuartel de Tzelata se encontraba acorralado por dos núcleos independentistas por lo que hace muy angustiosa y difícil la defensa. El General Gobernador toma personalmente la decisión de apoyar el cuartel de Tzelata y la orden la da el día 24: “Ha de efectuarse laliberación de Tzelata proporcionándole apoyo. La misión la efectuará una sección reforzada”. La 7ª Compañía es la designada, el Capitán Sánchez Duque le ordena salir esa misma tarde. El Oficial de la Sección, el Teniente Ortiz de Zárate, estudia sobre el mapa el terreno, siendo consciente de las grandes dificultades para llegar a Tzelata. Mirando Ortiz de Zárate a su Capitán, le tranquiliza con ungesto sereno y palabras de sensato optimismo “Entraremos mí Capitán en Tzelata o en el cielo”. Sobre la polvorienta pista que va de Ifni a Tzelata progresa la sección, pero al anochecer se ve obligada a detenerse ante los primeros barridos que el enemigo ha colocado en el camino.

En el amanecer del día 25 de noviembre de 1957, en medio del trayecto se encontraron con un moro que les proporcionainformación, alertándoles de que el enemigo les espera más adelante, que les iban a tender una emboscada, parecía ser que el moro era buen informador y leal a España.

Cuando llegaron a la altura de Yebel Agri y Tingral, la situación es peligrosa, piedras, troncos de árboles obstruyen la marcha. Cuando deciden moverlos se ven sometidos a un intenso fuego de armas automáticas, también disparabandesde un puesto avanzado cercano al vértice de Tingrat. El Jefe del Pelotón cae mortalmente herido así como los paracaidistas Ramón Aguirre y Manuel Rodríguez. El resto de compañeros continuaron su avance y trepan hacia la cumbre. Pese a la sorpresa, los defensores rechazan el ataque, abriendo fuego sobre las siluetas que se abalanzaban sobre ellos disparando sus armas automáticas. Se ha mantenidola integridad de la oposición, pero el precio es demasiado elevado, el Teniente Ortiz de Zárate está muerto. Su pecho presenta numerosos orificios de bala, también se recoge sin vida al paracaidista Vicente Vila Plá, que ya había sido herido anteriormente. A pesar de que en la sección del Teniente Ortiz de Zárate queda vivo un Oficial sanitario, el Sargento, Juan Moncada coge el mando de launidad por ser el único mando con experiencia en combate. Él, consciente de que el terreno se ha de mantener a toda costa y el heroísmo de los cinco fallecidos, los mantienen en la brecha. El enemigo sufre importantes bajas, pero la situación se hace angustiosa, el hambre se apodera de ellos. Los aviones CJU-52, vuelan la zona y les lanzan víveres, agua y municiones, pero caen en lugares alejados y esimposible cogerlos, porque cuando lo intentaban, el enemigo les lanzaba un arsenal de fuego. El hambre la van calmando llevándose hojas y hierbas, hasta llegar al extremo de beberse su propia orina, pero el alivio fue temporal, comenzaron los dolores de estómago y malestar general de los paracaidistas. Los defensores miran y miran al cielo llorando de emoción porque a lo lejos se divisa una...
tracking img