Oscar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 391 (97512 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA BIBLIA SIN MITOS Una Introducción Crítica Distribuyen LIBRERÍA SAN PABLO Jirón Callao 198 (Esquina Camaná y Callao) Apdo 982 Telfs: 278276 - 279017 Lima 1 Porta 135 Miraflores Imprimatur +Javier Ariz Huarte Obispo Auxiliar de Lima (Perú) Lima, 2 de Noviembre de 1988 ©EDICIONES PAULINAS Jirón Callao 198, Lima 1 Perú 2da Edición totalmente renovada Mayo de 1990 Composición y Fotomecánica Centrode Composición San Miguel — CECOSAMI Av. Los Frutales 670 — Ate Vitarte. Telf. 37-7323 — Lima EDUARDO ARENS S. M.

LA BIBLIA SIN MITOS Una Introducción Crítica 2da. Edición, íntegramente revisada y ampliada EDICIONES PAULINAS Colección BUENA NUEVA 1. Los Evangelios ayer y hoy. Eduardo Arens, S. M. 2. Vayan y anuncien su fe. Mateo Pozo Castellanos S. M. 3. La Biblia sin mitos. Eduardo Arens, S.M. 4. El valor de salir. Romeo Ballan, m. c. c. j. EDUARDO ARENS, Profesor de Sagrada Escritura en el Instituto Superior de Estudios Teológicos (ISET) de Lima. Cursó estudios en Texas, Friburgo, Jerusalén y Tubinga. Además de su tesis doctoral ha publicado: Los Evangelios ayer y hoy, 2da edición Lima-Santiago 1988. Apocalipsis, ¿revelación del fin del mundo?, Lima 1986. La Biblia sin mitos, 2daedición Lima 1990. Recién ha sido elegido miembro de la prestigiosa Studiorum Novi Testamenti Societas (Cambridge).

A la memoria de PIERRE BENOIT, O. P. (1906 -1987) maestro y amigo

2

PRÓLOGO
La manera en que se enfoca y se entiende la Biblia hoy es diferente de la de “antes”. Esto es un hecho. Herederos de una larga tradición que ponía todo el acento en su calidad de Palabra de Dios yque la consideraba prácticamente como dictada por Dios, algunos se sienten consternados cuando hoy se les dice que esa misma Biblia literatura – literatura sacra, sí, pero literatura—. No poco han venido contribuyendo al “descubrimiento” del carácter literario de la Biblia los hallazgos que, desde el siglo pasado, se han estado haciendo en el Oriente Medio de textos afines, más antiguos que los dela Biblia (mitos de la creación, leyendas, salmos, proverbios), así como los estudios realizados en los campos de la sociología, la antropología, la lingüística y la literatura. Consecuentemente, se han venido apreciando aspectos y dimensiones antes considerados o simplemente ignorados cuando se trataba de la Biblia. Se ha venido valorando cada vez más la comunicación humana que se manifiesta en laBiblia: el papel de las tradiciones orales, del pueblo o de la comunidad donde tomaron cuerpo los diferentes escritos, el papel del redactor, la influencia del entorno y de la cultura, etc. La Biblia se aprecia hoy, más que antes, como lo que materialmente es: un conjunto de expresiones de vida, testimonios de vivencias históricas y de fe. Se ha comenzado a valorar su dimensión comunicativa, sinpor ello menosvalorar la Presencia de Dios a lo largo del proceso que condujo a la composición de los diferentes escritos que constituyen la Biblia. Valorar la dimensión humana de la Biblia no es restarle sacralidad, pero sí es situarla en nuestro mundo. Dios se manifestó a través de acontecimientos históricos, hasta encarnarse El mismo en la historia. Mientras se veneraba la Biblia comosacrosanta e intocable, como revelación directa de Dios, se carecía de la objetividad necesaria para poder apreciar su profundidad y su cercanía al hombre. Para comprender bien y correctamente un texto compuesto en tiempos pasados, no basta con preguntarse por lo que ese texto diga hoy, sino que hay que comprenderlo en su momento históricocultural. Muchos creen que lo único que interesa es la relacióntexto-lector, y que las cuestiones de orden histórico, tales como el origen de los escritos, la comunidad y el momento histórico del autor, son irrelevantes. ¡Grave error! Precisamente por ignorarlas, se ha llegado a interpretaciones absurdas (p. ej. en el caso del Apocalipsis), lejanas de la intención del autor inspirado. Después de todo, el autor literario (por no hablar de sus predecesores) fue...
tracking img