Otelo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 96 (23935 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 18 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
William Shakespeare

OTELO
DRAMATIS PERSONAE OTELO, el moro [general al servicio de Venecia] BRABANCIO, padre de Desdémona [senador de Venecia] CASIO, honrado teniente [de Otelo] YAGO, un malvado [alférez de Otelo] RODRIGO, un caballero engañado El DUX de Venecia SENADORES [de Venecia] MONTANO, gobernador de Chipre CABALLEROS de Chipre LUDOVICO noble veneciano [pariente de Brabanciol GRACIANOnoble veneciano [hermano de Brabancio] MARINEROS El GRACIOSO [criado de Otelo] DESDÉMONA, esposa de Otelo [e hija de Brabitncio] EMILIA, esposa de Yago BIANCA, cortesana [amante de Casio] [Mensajeros, guardias, heraldo, caballeros, músicos y acompañamiento] LA TRAGEDIA DE OTELO, EL MORO DE VENECIA I.i Entran RODRIGO y YAGO. RODRIGO ¡Calla, no sigas! Me disgusta muchísimo que tú, Yago, que manejasmi bolsa como si fuera tuya, no me lo hayas dicho. YAGO Voto a Dios, ¡si no me escuchas! Aborréceme si yo he soñado nada semejante. RODRIGO Me decías que le odiabas. YAGO Despréciame si es falso. Tres magnates de Venecia se descubren ante él y le piden que me nombre su teniente;

y te juro que menos no merezco, que yo sé lo que valgo. Mas él, enamorado de su propia majestad y de su verbo, losevade con rodeos ampulosos hinchados de términos marciales y acaba denegándoles la súplica. Les dice: «Ya he nombrado a mi oficial». ¿Y quién es el elegido? Pardiez, todo un matemático un tal Miguel Casio, un florentino (casi condenado a mujercita), que jamás puso una escuadra sobre el campo ni sabe disponer un batallón mejor que una hilandera ... si no es con teoría libresca, de la cual tambiénsaben hablar los cónsules togados. Mera plática sin práctica es toda su milicia. Mas le ha dado el puesto, y a mí, a quien ha visto dar pruebas en Rodas, en Chipre y en tierras cristianas y paganas, me deja a la sombra y a la zaga del debe y el haber. Y este sacacuentas es, en buena hora, su teniente, y yo, vaya por Dios, el alférez de Su Morería RODRIGO ¡El colmo! Yo antes sería su verdugo. YAGOPues ya lo ves. Son los gajes del soldado: los ascensos se rigen por el libro y el afecto, no según antigüedad, por la cual el segundo siempre sucede al primero. Conque juzga si tengo algún motivo para estar a bien con el moro. RODRIGO Yo no le serviría. YAGO Pierde cuidado. Le sirvo para servirme de él. Ni todos podemos ser amos, ni a todos los amos podemos fielmente servir. Ahí tienes al criadohumilde y reverente, prendado de su propio servilismo, que, como el burro de la casa, sólo vive para el pienso; y de viejo, lo licencian. ¡Que lo cuelguen por honrado! Otros, revestidos de aparente sumisión, por dentro sólo cuidan de sí mismos

y, dando muestras de servicio a sus señores, medran a su costa; hecha su jugada, se sirven a sí mismos. En éstos sí que hay alma y yo me cuento entreellos. Pues, tan verdad como que tú eres Rodrigo, si yo fuera el moro, no habría ningún Yago. Sirviéndole a él, me sirvo a mí mismo. Dios sabe que no actúo por afecto ni obediencia sino que aparento por mi propio interés. Pues el día en que mis actos manifiesten la índole y verdad de mi ánimo en exterior correspondencia, ya verás qué pronto llevo el corazón en la mano para que piquen los bobos. Yo nosoy el que soy RODRIGO Si todo le sale bien, ¡vaya suerte la del Morros! YAGO Llama al padre. Al moro despiértalo, acósalo, envenena su placer, denúncialo en las calles, ponlo a mal con los parientes de ella, y, si vive en un mundo delicioso, inféstalo de moscas; si grande es su dicha, inventa ocasiones de amargársela y dejarla deslucida. RODRIGO Aquí vive el padre. Voy a dar voces. YAGO Tú gritaen un tono de miedo y horror, como cuando, en el descuido de la noche, estalla un incendio en ciudad populosa. RODRIGO ¡Eh, Brabancio! ¡Signor Brabancio, eh! YAGO ¡Despertad! ¡Eh, Brabancio! ¡Ladrones, ladrones! ¡Cuidad de vuestra casa, vuestra hija y vuestras bolsas! ¡Ladrones, ladrones! BRABANCIO [se asoma] a una ventana BRABANCIO ¿A qué se deben esos gritos de espanto? ¿Qué os trae aquí?...
tracking img