Otra cosa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4733 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DOCTRINAS CATÓLICAS Y SU CORRESPONDENCIA BÍBLICA
Adorar y Venerar
¿ Importa lo que decimos que hacemos, o lo que realmente hacemos ?
por Daniel Sapia
(Los textos del Catecismo Católico se escribirán en AZUL, los textos Bíblicos en ROJO) | Bájate esta página
(texto completo)
en formato Word (.DOC)
AdoraryVenerar.zip62 Kb CLICK | |
|
IntroducciónLa cuestión no se resume sólo al análisissemántico de la actitud. Tampoco se trata sencillamente de “definir vocablos o forma de denominar las actitudes”. El tema pasa por poder discernir CLARAMENTE lo que acontece en nuestro corazón (más allá del nombre que le pongamos) y, lo más importante, evaluar si actuamos consecuentemente con la voluntad de Dios.Existen 2 realidades que no siempre son coincidentes: Una cosa es "lo que creemos quesomos" (o "lo que nos quieren hacer creer que somos") y otra "lo que realmente somos". De la misma manera puede ser diferente "lo que creemos que hacemos" (o "lo que nos quieren hacer creer que hacemos) de lo que "realmente hacemos".Estos 2 planos de la realidad no siempre coinciden. Recuerdo cuando de niño superponía a contraluz la misma figura calcada 2 veces, y desplazando levemente uno de lospapeles podía ver una sola figura (ambas superpuestas), o dos totalmente separadas. Lo mismo pasa con nuestras actitudes y cómo nos vemos frente a ellas: pueden coincidir ambas, o podemos "creer que" hacemos algo, cuando la realidad dice otra cosa (que es lo que finalmente cuenta).Ante los ojos de Dios lo que cuenta no es "lo que creemos que hacemos" ni mucho menos "lo que nos quieren hacer creerque hacemos", sino "lo que realmente hacemos".¿Qué cree el fiel Católico?Según su Iglesia enseña, el fiel Católico entiende que existen diferentes niveles de respeto a manifestar, de acuerdo al destinatario del que se trate. Utilizaremos como referencia las afirmaciones del Sacerdote Católico Fernando Carballo, tal cual lo expuso en su libro de apologética católica "Protestantismo y Biblia"(Ediciones Paulinas, Buenos Aires, Abril de 1955), el cual goza de Imprimatur eclesiástico (aprobado por la Iglesia de Roma), al desarrollar la Lección VII "El Culto a María Santísima y a los Santos" (página 103) b) EL CULTO A MARÍA SANTÍSIMANo es extraño que los católicos tributemos un culto muy especial a Aquella a quien el Arcángel San Gabriel llamara "llena de gracia" y Santa Isabel "bendita entretodas las mujeres". Con ello no hacemos más que cumplir con un deber de estricta justicia al brindar nuestra ferviente devoción a quien es Madre de Dios y Madre nuestra Santísima.Miramos, los católicos, a Jesús; y llenos de admiración y amor hacia Él, exclamamos con aquella mujer hebrea: "Bienaventurado el vientre que te llevó y los pechos que te amamantaron.." (Lucas 11:27) [1]Todo nuestrotributo, pues, a Ella. Menos el tributo de adoración, que se debe sólo a Dios. (Técnicamente hablando [2] : el tipo de culto que ofrecemos a María Santísima recibe el nombre de hiperdulía; inferior al culto de latría, tributado sólo a Dios; y superior al culto de dulía, tributado a los Santos.)Honramos a María Santísima, la invocamos y la amamos con todo nuestro fervor; pero no llegamos a adorarla. Sihubiese algún devocionario popular (cosa reprobable por cierto), que hablase de "adoración" a la Santísima Virgen, sépase que le daría al término una significación amplia [3]; al igual que en el lenguaje corriente se dice: te adoro, te idolatro, queriéndose significar: te amo, te reverencio, etc.El católico que "adore" en el sentido estricto de la palabra a María Santísima, comete un garrafalerror. Pero esto -estense tranquilos los protestantes-, nadie lo hace.."(Sacerdote Fernando Carballo - "Protestantismo y Biblia", páginas 112 y 113. Negritas añadidas) | Página 112Página 113 |
Sólo 3 breves comentarios:[1] El texto completo ( ¡ y cuán importante es para el correcto sentido ! ) dice: "Bienaventurado el vientre que te llevó y los pechos que te amamantaron. Pero Jesús respondió:...
tracking img