Otra educación básica es posible

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 71 (17620 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
1

Otra Educación Básica es Posible

Gabriel Cámara

Convivencia Educativa, A.C.
correo@convivenciaeducativa.org.mx
México, 2008

2

INDICE

I. INTRODUCCION

CAPÍTULO I. LA POSPRIMARIA EN EL CONSEJO NACIONAL DE
FOMENTO EDUCATIVO (CONAFE): 1996-2003

CAPÍTULO II. EL CAMBIO POSIBLE EN TIEMPO Y ESPACIO REAL: SAN
mmRAMON, VILLA DE COS.
CAPÍTULO III. EL CAMBIO POSIBLE EN TIEMPO YESPACIO REAL:
TURUACHI

CAPÍTULO IV. LA RELACION TUTORA

CAPÍTULO V. APRENDER

CAPÍTULO VI. LEER CON SENTIDO
CAPÍTULO VII. VALORES

CAPÍTULO VIII. EL CAMBIO POSIBLE EN MAESTROS

ANEXO AL CAPÍTULO II

ANEXO AL CAPÍTLO IV

ANEXO AL CAPÍTULO VIII

ANEXO AL CAPÍTULO IX

BIBLIOGRAFIA

3

INTRODUCCION

Pues sí: soy huésped de un sanatorio.
Günter Grass

Con esta fraseempieza Günter Grass su novela El Tambor de Hojalata que
en los años 50 le dio segura entrada al mundo literario y que ahora cobra
nueva dimensión en su reciente obra autobiográfica Pelando la Cebolla. Yo
tomo la frase y la aplico a mi situación dentro del sistema educativo donde
vengo trabajando desde hace muchos años. Me da pie a ello el hecho que el
premio Nobel de literatura (1999) por suexperiencia en la niñez y juventud se
incomoda con la educación que llamamos formal, escolarizada y obligatoria.
Como el Oscar Matzerath de su novela, confieso sentirme en un sanatorio;
situación indeseable, pero soportable de alguna manera porque hay
esperanza de sanar. Uno puede asimilar la andanada de críticas que se
hacen a la educación básica en México, ponderarlas, darles crédito, acondición de reconocer que lo que llamamos sistema de educación pública es
un engendro nuestro, no designio de la naturaleza. En muchos sentidos la
situación es lamentable, pero la esperanza de sanar se basa en saber
distinguir lo desechable de lo que resulta imprescindible y debemos
conservar para el bien común. El problema es que en abstracto, desde la
teoría, aun manejando datos cuantitativos,investigaciones rigurosas

y

experiencias personales no es fácil distinguir lo que sobra y lo que es
necesario mantener,

lo

que se puede hacer

y lo

que

conviene

resignadamente aceptar. Sobre todo cuando el juicio se hace mediando la
distancia que genera el poder, existe el peligro comprobado de arrancar la

4
mala hierba junto con la buena planta. No es agradable verreformas
diseñadas desde lo alto que logran, si no lo opuesto de lo que se proponen,
sí un gran desperdicio y mucho desaliento. Distinto es el caso de quienes
diagnostican el sistema desde el propio trabajo docente, para administrase
ellos mismos el remedio que juzgan los sana. Esta es la perspectiva y el lugar
desde los que en Convivencia Educativa, A.C. (CEAC) hemos venido
buscando eldiagnóstico y el remedio desde hace ya varios años y podemos
probar con hechos locales, con sanaciones reales, que otra educación básica
es posible. Una razón que se puede adelantar para sostener el valor de los
diagnósticos y cambios a la base es que como en todo organismo,
independientemente de los factores que intervienen en su funci onamiento, la
salud no viene sino en el momento en el que laparte afectada sana. El mal
no puede actuarse sino en la particularidad de cada escuela, en las
relaciones que cada maestro establece con sus alumnos y en las relaciones
que éstos establecen entre sí. El bien, la salud, por lo tanto no puede
realizarse sino en esas mismas particularidades.

Uno puede buscar la salud del sistema educativo apoyándose más en la
teoría o más en la práctica. Escuestión de temperamento, circunstancia y
decisión personal. Sabemos que ni la teoría ni la práctica valen por sí solas.
Como decía Paul Goodman, tanto la buena ciencia como la buena filosofía
salen del concreto. La teoría y la práctica se necesitan, aunque vulgarmente
se las separa y jerarquiza. La teoría, por lo general, produce mayor
admiración entre los educadores que se consideran...
tracking img