Padrectomía

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2781 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lapidación judicial. El cercenamiento, la anulación del rol de padre; el alejamiento forzado del padre, a partir de la asignación judicial de la custodia de los hijos en cabeza exclusiva de la madre.



ENSAYO SOBRE LA PADRECTOMIA


AUTOR: RAMIRO BARRIOS ARIAS, Abogado, investigador.
Agosto de 2003.


Las acciones judiciales sobre custodia generalmente sobrevienen luego de losdesacuerdos, las distancias y la ruptura, cuando “la paternidad y la maternidad se debaten en un enfrentamiento consciente o inconsciente” [1]para imponer su voluntad sobre los menores implicados. Y normalmente, los actos obedecen a actitudes vengativas que devienen de las razones de la ruptura, “soliéndose usar a los hijos como instrumentos de agresión contra el otro, convirtiendo al niño en una de lasvíctimas de los acontecimientos, cuando de hecho los privan de la relación paterno filial, dando lugar al alejamiento forzado de los hijos; al distanciamiento físico y afectivo; en fin, a la privación del rol paternal, donde los hombres se ven fuertemente perjudicados”.[2]

La asignación de la custodia y cuidado de los hijos en cabeza de uno de los padres, si bien resuelve un conflicto que siempreamarra la cuota alimentaria, es indispensable, fundamental e imperativo el seguimiento para un buen manejo, a fin de no generar una posición de por sí ventajosa, dañina y propiciadora de violencia que perjudique el desarrollo integral de los hijos. En este sentido, el 99.9% de las resoluciones judiciales sobre custodia y cuidado de los hijos recae en cabeza de la madre; toda vez que la costumbrey los mitos han soportado una posición desventajosa del hombre respecto de la mujer en relación con los hijos. Y si el funcionario judicial llega a ordenar un seguimiento, este se queda en el papel, si bien ya considera haber cumplido el deber que “el imaginario social impone, dado por ideas, imágenes y estereotipos, donde se concluye que el padre no posee un instinto como el de la madre”[3] y,“se sugiere que se haga lo que usualmente se hace cuando no se encuentra una patología severa en la madre, como es que mantenga la custodia, pero a la vez que se regulen las visitas.”[4] En total correspondencia se considera, “... Con relación a la custodia provisional del menor ZZ este juzgado estima no acceder a ella en razón a que no existe en el expediente razones o motivos que lleven al juzgadora considerar que la madre del menor no se encuentra en capacidad de atender a su hijo ...”[5]

Habida cuenta los elementos precedentemente anotados, “la experiencia clínica nos permite hablar del divorcio parental cuando el padre se aleja abrupta o paulatinamente de los hijos con un comportamiento aprendido y “exigido” por la sociedad, ya que existe la representación de la norma social(asignada)[6], (“se sugiere que se haga lo que usualmente se hace”, al decir del psiquiatra forense ISAAC LLANOS), lo cual establece que para resolver lo referente a la asignación de la custodia y cuidado de los hijos, esta debe recaer en cabeza de la madre; que por la estabilidad de los niños el padre no puede pretender obtenerla sino conformarse con las visitas; y de pretenderlo, no será un buen padre otal vez no es un buen hombre.

En este sentido, “los hijos parecen ser propiedad natural e indiscutible de la madre. A ella corresponde la potestad todopoderosa de permitir al padre seguir siéndolo o convertirse en visita de sus hijos. Comienza entonces una suerte de segregación, junto a una desautorización de la imagen paterna que conduce a la anulación del rol paterno. Se ahuyenta al padre, selo extirpa del rol y de los afectos de la descendencia como una suerte de muerte “natural” y una vez que desaparece, entonces a menudo se le acusa de estar ausente, de no “venir a ver a su hijo”, que “su hijo no le importa”, de que “nunca le importó”, etc.” ... “Con nuestro silencio contribuimos, sin querer, a “asesinar” a los padres, después simplemente, solemos acusarlos de que están...
tracking img