Pandillas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7446 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 12 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Estudios sobre pandillas juveniles en El Salvador y Centroamérica:
Resumen
Las pandillas juveniles o maras representan uno de los fenómenos sociales más
dramáticos de la historia reciente de El Salvador y otros países centroamericanos.
Este artículo revisa, en conjunto, las metodologías utilizadas en investigaciones
sobre pandillas juveniles realizadas en Guatemala, Honduras, El Salvador,Nicara-
gua y Costa Rica, desde la década de los años 80 hasta la fecha. Además, describe
cómo la dimensión participativa emergió con insospechadas consecuencias en el
estudio, Solidaridad y violencia en las pandillas del gran San Salvador (Cruz y
Portillo, 1998), realizado con el apoyo directo y activo de pandilleros y pandilleras
como investigadores. Dicho enfoque, denominado acáinvestigación sujeto-partici-
pante, difiere de las múltiples formas implementadas para estudiar las pandillas en
Centroamérica y se plantea como una opción metodológica, democrática y alterna-
tiva, para acceder al mundo de dichos grupos juveniles desde el ámbito académico.
Palabras clave: pandillas juveniles, maras, Centroamérica, metodología, estu-
dio participativo.
Las pandillas juvenilesrepresentan, sin duda, uno de los fenómenos sociales
más dramáticos de la historia reciente de El Salvador y otros países del istmo centro-
americano (Ramos, 1998). Las pandillas, conocidas popularmente en algunos países
como maras, suelen caracterizarse no sólo por la alta dosis de violencia que ejercen
entre ellos mismos y contra otras personas, sino también por la complejidad de su es-
tructuragrupal y rápido crecimiento (Cruz y Portillo, 1998). A finales de la década de
los 90, la policía salvadoreña estimaba la existencia de 10 mil a 20 mil jóvenes pan-
dilleros, esparcidos en la mayor parte de las zonas urbanas y rurales del territorio na-
cional de El Salvador (Cruz, 2001). Varios estudios (Cruz y Portillo, 1998; Santacruz y
Concha-Eastman, 2001) señalan que estos gruposrepresentan, por lo general, un fenó-
meno de carácter masculino y juvenil, ya que las maras están conformadas en un
80% por hombres jóvenes y adolescentes cuyas edades rondan entre los 14 y los 25
años. Aunque se presume que las maras en El Salvador surgieron en la década de los
80 (ver Rochac, 1992), estos grupos no comenzaron a tomar su forma actual y a
crear alarma hasta la década de los 90. En lamisma década, la dinámica pandilleril
propia de las grandes urbes estadounidense comienza también a nutrir el fenómeno
de las pandillas en El Salvador (Cruz y Portillo, 1998). Particularmente, el flujo
migratorio iniciado por el conflicto armado salvadoreño (1980-1992) y continuado
por la débil economía de posguerra permitió que un buen número de jóvenes de ori-
gen salvadoreño saliera delpaís y se uniera a pandillas en ciudades como Los Ánge-
les y Washington, DC. Muchos regresaron, sobre todo deportados, y se unieron o for-
maron su propia pandilla. Este proceso de transculturación grupal gestó nuevas for-
mas de ser pandillero en El Salvador y definió la emergencia de dos pandillas prin-
cipales, cuyos orígenes están en la ciudad de Los Ángeles: la Mara Salvatrucha (MS)
y elBarrio o Calle 18 (18th Street). Estas pandillas se encuentran conformadas, a la
vez, por subgrupos conocidos como clikas, las cuales protegen ciertos territorios o
barrios y poseen, en algunos casos, su propio nombre. Las pandillas MS y 18, como
se les conoce, son enemigas acérrimas y la trasgresión de territorios controlados por
cada una de ellas se defiende con armas y, si es necesario, hastacon la propia vida.
No es que la violencia y la delincuencia sean novedosas en El Salvador, pero las
maras son consideradas por la opinión pública y las autoridades de seguridad como una
de sus expresiones más serias y radicales en la actualidad (Cruz, 2003; Santacruz y Cruz, 2001). Más allá de las notas periodísticas sensacionalistas, estudios académicos (Cruz, Trigueros y González, 2000;...
tracking img