Panorama general del reinado de alfonso xiii. intentos de modernización. el regeneracionismo. crisis y quiebra del sistema de la restauración. la guerra de marruecos.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1289 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Panorama general del reinado de Alfonso XIII. Intentos de modernización. El Regeneracionismo. Crisis y quiebra del sistema de la Restauración. La Guerra de Marruecos.

En 1902 Alfonso XIII es declarado mayor de edad lo que pone fin a la Regencia de María Cristina. Hasta esa fecha el sistema canovista había permitido una cierta estabilidad. Sin embargo durante el reinado de Alfonso XIII Españavive en una situación de permanente crisis política.
La muerte de Cánovas (1897) y de Sagasta (1903) llevó a los partidos del turno a una lucha interna por el liderazgo que debilitó su posición, y facilitó la aparición de nuevos partidos (socialistas, republicanos y nacionalistas), ajenos al sistema turnista, esto llevó al agotamiento del sistema canovista. A la crisis política debe añadirse elclima de violencia social provocado por la lucha entre los sindicatos y la patronal y el descontento creciente en el ejercito por el desastre del 98 y los fracasos de la guerra en Marruecos, de lo que muchos militares culpaban a los políticos.

Entre 1902 y 1909 se producen los primeros intentos de revisionismo político, se trataba de cambiar el sistema desde arriba. El desastre del 98 habíalevantado las voces de los regeneracionistas , como Joaquín Costa o Santiago Alba, que criticaban el sistema político al que tachaban de enfermo y degenerado, y pedían una regeneración moral de la vida política, acabando con el caciquismo y el fraude electoral. El asesinato de Cánovas dejó a Francisco Silvela, defensor de las tesis revisionistas como líder del partido conservador. Silvela formó variosgobiernos que intentaron acabar con la corrupción del sistema pero fracasó al chocar contra muchos intereses, incluso dentro de su propio partido, y abandonó la política en 1903 dejando paso a un nuevo líder conservador, Antonio Maura.
Tampoco Maura consigue mejores resultados, e incluso agrava la situación de crisis por su talante autoritario y su negativa a dejar el gobierno a los liberales,con la excusa de que estos se habían aliado con los republicanos para hacer la regeneración desde abajo.

El estallido de la Semana Trágica en Barcelona en 1909 aceleró el proceso de crisis. Desde la conferencia de Algeciras en1906, España ejercía un protectorado sobre el Norte de Marruecos. En 1909 miembros de algunas Cabilas (tribus) próximas a Melilla atacaron a los trabajadores de compañíasespañolas y Maura decidió enviar tropas. Pero en vez de mandar las que había situadas en Andalucía aprovechó la ocasión para ensayar el plan de movilización de reservistas y ordeno la incorporación de estos en Madrid y Barcelona (10 de julio). Ante esta situación los socialistas y republicanos promueven una acción conjunta contra la llamada de reservistas para la campaña de Marruecos (reservistas de1903 y1904, que eran de clase obrera porque los más pudientes sustituían el servicio por el pago de un canon). Las protestas no fueron atendidas por el gobierno de Maura y cuando las tropas embarcaban en Barcelona comenzaron los incidentes (18 julio).
Por otro lado en Barcelona la organización Solidaridad Obrera, de carácter pseudo-anarquista, hizo un llamamiento a la huelga general para el 26de julio a la que se sumaron otras organizaciones obreras (UGT). La mala organización hizo que la huelga solo fuera seguida en Barcelona. El gobernador civil decreto el estado de guerra y la situación de violencia se generalizo escapándosele de las manos a los organizadores (al llegar las noticias el día 27 de julio del desastre del Barranco del Lobo): barricadas, vuelcos de tranvías, quema deconventos, enfrentamientos entre la policía y los huelguistas. Durante tres días en la ciudad, aislada del exterior, se prolongaron las luchas en las calles hasta que poco a poco la situación volvió a la normalidad. Más de 100 muertos, 300 heridos, casi un centenar de edificios destruidos, sobre todo conventos, y múltiples destrozos fue el balance de estos tres días.
Después llego la represión, las...
tracking img