Paper el silencio del callar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7460 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL FENÓMENO DEL CALLAR Y
LAS RUTINAS DEFENSIVAS EN LAS ORGANIZACIONES

Rafael Echeverría, Ph.D.
Newfield Consulting, 1999

Cuando hablamos del lenguaje solemos abordar temas tales como el escuchar, las diferentes modalidades del habla, los actos lingüísticos, etc. Pensamos muchas veces que la comunicación humana se agota en las dos áreas cubiertas por el escuchar y el hablar. Hay, sinembargo, algunos fenómenos asociados al no hablar que juegan un papel importante en la comunicación. Nos referimos a los fenómenos del silencio y del callar. Uno de los méritos de Chris Argyris ha sido poner atención a estos fenómenos y en mostrar la importancia que ellos revisten en el quehacer empresarial. Al hacerlo, ha revelado el papel que juegan nuestras conversaciones privadas en las relacioneshumanas, aquellas cosas que pensamos y no decimos.

Argyris nos muestra que cuando tenemos una conversación con otra persona, no sólo estamos en esa conversación, la que podemos llamar conversación pública, sino que estamos también en una conversación privada sobre lo que acontece con el otro. Toda conversación pública conlleva una conversación privada que se desenvuelve simultáneamente con laprimera. Es más, muchas veces estamos en conversaciones privadas sin que estemos en una conversación pública, sin que se nos oiga hablar con otro.

Sostenemos que el carácter de nuestras conversaciones privadas resulta decisivo en moldear nuestra forma de ser. De acuerdo a las cosas que nos digamos a nosotros mismos y a las que no nos digamos, seremos de una u otra forma. Nuestras conversacionesprivadas revelan la desnudez de nuestra alma, de nuestra forma particular de ser. Si logro saber cómo piensas, sabré cómo eres. De allí la importancia de poner atención a las cosas que nos decimos a nosotros mismos en la intimidad de nuestras conversaciones privadas, de poner nuestra atención en las cosas que nos decimos con respecto a nosotros mismos, a los demás, al mundo en el que vivimos. Deallí también la relevancia de observar lo que pensamos con respecto al pasado, el presente y el futuro.

En nuestras conversaciones privadas nos encontramos con los dos componentes básicos de toda conversación: lenguaje y emoción. Por lo tanto, cuando las observamos es interesante detenerse a examinarlos a ambos. Dentro del lenguaje, el elemento que más destaca son los juicios. Ellos juegan unpapel decisivo en constituirnos en el tipo de persona, de ser humano, que somos, al punto que resulta igualmente válido sostener que las personas hacen juicios, como que los juicios hacen a quién los emite.

Buena parte de lo que hacemos y de las cosas que decimos públicamente remiten a nuestras conversaciones privadas. En ellas se constituye el tipo de observador que somos. Cuando hablamos delobservador, apuntamos a la manera que le conferimos sentido al acontecer de la vida lo que se manifiesta en nuestras conversaciones privadas.

El tipo de observador que somos remite, por lo tanto, al sentido que le conferimos a lo que acontece. De acuerdo al sentido que configuremos en nuestras conversaciones privadas, delimitamos lo que es posible (y lo que no es posible) y comprometemos nuestroactuar. El observador es uno de los determinantes importantes de la acción humana. Nuestras conversaciones privadas son el gran centro de operaciones de nuestro comportamiento. Muchos misterios del comportamiento humano suelen disolverse cuando tenemos acceso al dominio de las conversaciones privadas. Cuando penetramos en ellas, entendemos mejor por qué alguien hace lo que hace o dice lo que dice.Según Argyris, el espacio de nuestras conversaciones privadas define los límites de nuestras posibilidades de acción: establece lo que podremos y lo que no podremos hacer. Es más, define también lo que podremos y lo que no podremos aprender. Nuestra capacidad de aprendizaje tiene límites. Y estos límites no están sólo determinados por el grado de motivación que tengamos para aprender. Por...
tracking img