Papi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3454 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
RETIRO MENSUAL PARA EL MES DE FEBRERO DE 2010

MISIÓN CONTINENTAL Y VIDA CONSAGRADA

Por: Víctor M. Martínez Morales, s.j.

Introducción:

La Misión Continental es un gran impulso misionero que nos regala el acontecimiento de Aparecida:

• Para redescubrir nuestra vocación de discípulas misioneras al servicio de la Vida,

• A partir de un encuentro personal y comunitario conJesucristo,

• Cuyo objetivo fundamental es poner a la Iglesia, y a todos en la Iglesia, en un estado de misión permanente.

La vida que nos viene de Dios nos hace verdaderamente humanos, hombres y mujeres dadores de vida. ¿En qué Dios creemos? ¿Cuál es nuestro Dios? ¿Es nuestro Dios el Dios de la vida?

Una mirada a nuestro Dios nos llevará a confrontarnos con nosotras mismas…¿nuestra vida es la vida de Dios? ¿Es esa la vida que ansiamos?. Puede ser que para la mayoría de nosotras no sea así. La vida a la que aspiramos es la vida del mundo. La vida del mundo de los “vivos”, la de ocupar los primeros puestos, la de aquel que logró su objetivo infringiendo toda norma sin ser visto por nadie, gracias a su astucia y agilidad. La vida del mundo de los “vivos” es aquella que learrebata la vida a los otros, la roba desde la mentira, la falsedad o la corrupción. Tiene sabor a muerte y violencia, a ruptura y desunión, a esclavitud y opresión.

La vida de Dios para nosotras viene dada en el Dios de Jesucristo. Es la vida propia de un Dios creador, Aquél que hace que la vida exista, que la historia tenga sentido, que nuestro caminar tenga un norte. Es la vida propia deun Dios que se hace Alianza, Aquél que se hace Dios-con-nosotros, lugar de encuentro, vida en común. La vida propia de un Dios liberador, Aquél que se hace salvador, grito de libertad, acción que vence todo yugo y opresión.

La vida de Dios para nosotras es Jesucristo Camino, Verdad y Vida. Es Jesucristo el amor que se ha hecho carne. Es Jesucristo la resurrección que nos lleva a la vidaeterna.

Ser consagradas, seguidoras de Jesucristo, discípulas y misioneras suyas, significa que en nosotras acontece el Dios de la vida, que en nosotras habita el Espíritu del Resucitado, que somos templos del Espíritu que da vida y vida en abundancia. Si no es así algo está sucediendo no en Dios, sino en nosotras. Detenernos en nuestro Dios nos llevará a ahondar en nosotras y descubrir queestamos llamadas desde nuestro ser y actuar a ser y hacer como Jesucristo.

Nuestra Madre María Jesús Upegui Moreno, se sintió Discípula-Misionera de Jesús Eucaristía. Ella experimentó al Dios de la vida, que la hizo capaz de generar vida a su alrededor, donde había realidades de muerte, soledad, orfandad, enfermedades.

Su respuesta a la llamada de Dios fue radical: dejarlo todo, entregarse toda,sin reservas por el Reino de Dios, porque “quien quiera salvar su vida la perderá, pero quien pierda su vida por mi por el Evangelio, la salvará”, nos dice el Señor. Su opción por Cristo fue posible gracias a su unión íntima con el Dios de la vida en la oración y contemplación del gran Misterio de amor: La Eucaristía.

Orar es abrirse al Espíritu para que Él renueve en cada discípulo delSeñor el ánimo permanente de misión. María, Madre y Modelo de todo discípulo de Jesús, nos implore esta conmoción en el Espíritu, un nuevo Pentecostés. Oremos con Ella.

Nuestra vida religiosa debe ser portadora de vida, de la vida abundante que nos viene de nuestro Dios.

UNA VIDA QUE SE HACE CREACIÓN

Pensar en el origen es sabernos amadas por un Dios creador. Se trata de descubrir al Autorde la vida, al Artesano que nos modeló, al Artista que nos diseñó. Es asumir la creación como obra maestra, sentirnos aliento de su Espíritu. La vida es un soplo del Espíritu, de ahí que podamos descubrir a Dios en toda criatura. Todo nos habla de Dios, porque todo es producto de su acción creadora.

UNA VIDA QUE SE HACE ALIANZA

Descubrir a Dios en la zarza, en la nube, en el arca es...
tracking img