Para leer con gusto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 33 (8217 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Leemos mejor día a día
Cuarto grado
CONTENIDO

1. El cedacero 2. Maravillas 3. Jorge y Gloria 4. Trabajar en el espacio 5. Robots 6. Los volcanes 7. La nutria 8. Doña Josefa y sus conspiraciones 9. El pez de la felicidad 10. La más bruja de todas 11. Animales mexicanos 12. Los dragones en la historia 13. Monedas de oro 14. Un mundo sin sol 15. El imperio encantado de Ixtlahuacan 16. Azulcielo 17. El desierto 18. El fantasma robatortas 19. Soy purépecha 20. El oso que no lo era 21. La palabra descontenta

Leemos mejor día a día Cuarto grado

1. El

cedacero

Vamos a leer, para comenzar el día, algo cortito, divertido e interesante. Hoy será uno de esos cuentos que van pasando de generación en generación. Capaz que algunos de ustedes ya lo conocen. Este cuento que les voy acontar me lo contaron mis grandes ¡y a ellos ya se los habían contado! Trata de un hortelano que tenía tres hijos y una huerta muy grande donde cultivaba toda clase de árboles frutales: duraznos, membrillos, perales, naranjos, en fin, todo lo que puede caber en una huerta. Los tres niños llevaban a vender la fruta cada semana al mercado del pueblo y con lo que ganaban vivían todos felices. Pero ahítienen ustedes que un día, camino del mercado, se encontró el niño mayor a un viejecito que luego que lo vio le dijo: -Buen niño, dime, ¿qué llevas en tu costal? Y el niño de malcriado le contestó: -¡Piedras! -¡Pues piedras se te volverán! –le dijo el viejecito. Y como les voy diciendo, pasó el segundo de los hijos del hortelano y como al primero, el viejecito le preguntó: -¿Qué llevas en tucostal, buen niño? -¿Qué he de llevar? ¡Piedras! –le contestó el niño. -¡Pues piedras se te volverán! –le dijo el viejecito. Pasó luego el niño menor y al preguntarle el viejecito que era lo que llevaba, el niño le contestó: -¡Naranjas! -¡Pues oro se te volverán! -le dijo el viejecito– así fue, pues cuando los niños llegaron al mercado y quisieron poner su puestecito, el niño mayor no encontró más quepiedras en su costal; lo mismo le pasó al segundo; en cambio, cuando el niño menor abrió su costal encontró en vez de naranjas puras onzas de oro. Entonces, ¡que cierra el costal! y coge camino para su casa.

Leemos mejor día a día Cuarto grado

Cuando llegaron del mercado los dos hermanos mayores, el hortelano les pidió los centavos de la venta y los niños tuvieron que contarle el castigoque habían recibido del viejito, por mentirosos. Estando en esas llegó el niño menor. El costal que traía sonaba que parecía música y al abrirlo, para entregarle a su padre el dinero, rodaron tantas onzas de oro que no pudieron contarlas. Por lo que desde entonces los dos hermanos mayores quedaron muy resentidos. Y ahí los dejamos con su sentimiento.

Una historia donde al bueno le va bien, y alos majaderos les va como en feria.

Teresa Castelló Yturbide, “El cedacero” en Cuentos de Pascuala. México, SEP-FCE, 1997.

Leemos mejor día a día Cuarto grado

2. Maravillas
En este cuento, la lectura es un boleto para llegar a otros mundos. ¿Dónde quieren ir? La lectura puede llegar a cualquier lado; todo depende de que escojamos el libro indicado. Había una vez un reino que brillaba cadavez que los adultos les contaban a sus hijos las historias que habían aprendido cuando ellos eran niños, y cada vez que los niños recordaban o repetían esas historias. Éste era, y es, un hermoso lugar. Cuando la gente deja de leer, sin embargo, se vuelve el país más gris y triste del mundo. Una vez esta región, que se llama Maravillas, estaba viviendo una época de melancolía porque habíaaparecido por ahí una maquinita que se llama televisión, la cual no permitía que los niños cruzaran la frontera para entrar a Maravillas. Eso hacía el país más pequeño y a los niños empezaba a teñirlos de un extraño color gris. Así pasó por algún tiempo, pero parece que ahora las cosas empiezan a cambiar porque cada vez hay más niños que cada vez que pueden, y eso es todos los días, cruzan la frontera a...
tracking img