¿Para que vendra la gente aqui? rossi, sevilla y un corral de vecinos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4085 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿PARA QUE VENDRA LA GENTE AQUÍ? ROSSI, SEVILLA Y UN CORRAL DE VECINOS

El viaje de Aldo Rossi a Sevilla, en abril del 75, habría pasado desapercibido de no haber tenido lugar en ese contexto cultural y en esa ciudad. Probablemente, también habría sido menos influyente para su arquitectura si hubiera sido en otra fecha. Sin embargo, cuando un grupo de jóvenes profesores de la incipiente escuelade arquitectura sevillana acuden a él, en una llamada desesperada para salvar su ciudad, comienza una relación vital entre ésta y el arquitecto, de gran repercusión formal en su obra y que le serviría para corroborar y confirmar su teoría de hechos urbanos publicada una década antes que marcó el comienzo de la arquitectura posmoderna. A la llegada de Rossi, la ciudad agonizaba esperando una muerteque se tornaba demasiado lenta. Hacía ya más de 20 años que estaba sufriendo transformaciones considerables en su centro histórico. Tras la bancarrota de 1943 causada por la Exposición Iberoamericana del 29, en la ciudad coexistían dos realidades. Por una parte, la Sevilla propagandística, ciudad ideal, capital comercial y financiera, que mantenía sus espacios representativos como forma deatracción del turismo. Por otro lado, las difíciles condiciones de vida de posguerra y la necesidad de habitación a raíz del alojamiento del medio rural en la ciudad, aumentaron la permisividad de la clase media para la especulación inmobiliaria. Sin embargo, fue esta dualidad urbana la que llevó a la ciudad a renovar sus ordenanzas municipales para intentar consolidar una trama urbana que, tras elderribo de la muralla, había quedado dividida en intramuros y arrabales. En 1957 se revisan las ordenanzas municipales con el fin de llevar a cabo dos grandes transformaciones a nivel urbano. Primero, restablecer la claridad del trazado romano, recuperando los ejes norte-sur y este-oeste, hasta ahora oculto bajo los restos de la ciudad árabe. Y segundo, configurar un plano de alineaciones capaz dehomogeneizar la nueva trama urbana. Si bien esta actuación sirvió para consolidar la ciudad y mantener su identidad formal, la primera tuvo unas consecuencias nefastas para su identidad real. Para llevar a cabo estos cambios, se fragmentaron las manzanas destruyendo en gran medida parte de la trama histórica. Para asumir los nuevos centros comerciales de los años 70, se obviaron, hasta el punto dederribarlos, villas y palacios de principio de siglo. Entre  1955 y 1970 fueron destruidos más de quinientos edificios catalogados como modernistas, regionalistas y racionalistas. No obstante, a principios de los años 60, la crisis del movimiento moderno ya había dejado a las ciudades europeas huérfanas de identidad social, política y cultural. De manera que lo que ocurrió en Sevilla solo fue unreflejo de lo sucedido en Europa. Arquitecturas cuyas ciudades habían sido configuradas bajo los encantos de la sociedad industrial, estaban acabando con la ciudad histórica. En 1965 Françoise Choay arrancaba su texto “L´urbanisme. Utopies y realites.” con una sentencia clara: “la sociedad industrial es urbana. La ciudad es su horizonte1. Esta evolución tecnológica y economicista, dirigidabásicamente por Peter Cook y los Smithson, que había acabado con los postulados del movimiento moderno, estaba destruyendo la ciudad histórica bajo la idea de una visión progresista de la ciudad. El grupo urbano Superestudio, influido por los conceptos del urbanismo unitario de la Nueva Babilonia (1960) de Constant, que había postulado un tejido urbano siempre cambiante que respondiera a la tendencia lúdicadel ser humano, afirmaba en su proyecto de 1969 Un viaje de A a B (fig.1): “ya no habrá necesidad de carreteras o plazas”2. Y de nuevo en 1972:

                                                            
1

GARCÍA VAZQUEZ, Carlos, Ciudad Hojaldre. Visiones urbanas del siglo XXI, Editorial Gustavo Gili, Barcelona, 2004, p.1    FRAMPTON, Kenneth, Historia Crítica de la arquitectura...
tracking img