Para una antología de la estupidez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (814 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
TITULO: PARA UNA ANTOLOGIA DE LA ESTUPIDEZ.
CARLOS BEJARANO

CUANDO LA ESTUPIDEZ TOMA EL PODER Y SE CONVIERTE EN TIRANIA, ES HORA DE LLORAR Y DE REIR. SI ALGO NOS ENSEÑA LA HISTORIA ES QUE LATONTERIA NO TIENE LIMITES.



En América Central un dictador encarcela a todos aquellos que caminen descalzos por la ciudad. En Uruguay el gobierno veta el libro " Teoría del Cubismo” por considerarque es una apología al régimen de Fidel Castro y en España prohiben la publicidad de supositorios por sugerir una práctica sodomita. La pregunta es: ¿qué está pasando?, por qué ciertas personas actúande esta manera. La respuesta es sencilla y sorprendente, los hombres, principalmente aquellos que detentan el poder, han sido atacados por el virus de la estupidez.
Las siguientes crónicas tendráncomo protagonistas a un ejército de badulaques, peleles, monigotes y pelafustanes que a golpe de negligencias, sandeces, tonterías y torpezas, están enriqueciendo lo que el investigador Paul Taborillama la historia de la estupidez humana. No crea que estas crónicas se proponen ridiculizar a la máxima estrella de la creación . En absoluto. Sólo se pretende que, además de la risa o el llanto,sugieran una reflexión, pues el virus de la estupidez puede tocar nuestra puerta en cualquier momento.

TRUJILLO, FRANCO Y SUS AMIGOS.

El dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo tal vez sea unade las personas que más aportó a la historia universal del absurdo. No sólo nombró a su hijo Ramfis, de tres años de edad, coronel del ejército; también emitió un dispositivo que obligaba vender suimagen junto a los santos más populares.
Este dictador, al que no le avergonzaba fotografiarse con la espada del Cid Campeador y el sombrero de Napoleón, ordenó a escultores y dibujantes desaparecerde sus obras la abundante papada que ostentaba y en su lugar poner un mentón en punta. Artista que ponía papada, artista que terminaba en el calabozo.
Ahí no concluye el absurdo. En 1936 dictó una...
tracking img