Parabola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (919 palabras )
  • Descarga(s) : 15
  • Publicado : 21 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Parábola del jardinero y el árbol frutal

Al rayar el alba, un jardinero se puso a podar sus árboles frutales. Entre ellos estaba uno que había producido muchas ramas, por lo que el jardinero temióque diera poco fruto. Así que empezó a podarlo, cortando aquí y allá, y volviendo a cortar. Cuando terminó, no quedaban del árbol sino unas cuantas ramas unidas al tronco. Con ternura el jardinerodirigió la vista hacia el árbol, que parecía haber quedado muy triste y lastimado. Casi podía ver una lágrima en cada rama donde el machete había cortado. El pobre árbol parecía querer hablarle, y lepareció oir que le decía:
"¿Cómo pudiste ser tan cruel conmigo, tú que dices ser mi amigo, que me plantaste y me has cuidado desde que yo era nada más que un retoño, y me cultivaste con el afán de quecreciera? ¿No viste cuánto había crecido? Ya estaba casi tan alto como los otros árboles, y en poco tiempo hubiera llegado a ser como ellos. Pero me has cortado las ramas; he perdido mis hojas verdesy atractivas, y hasta mi dignidad entre todos los árboles del huerto".

El jardinero observó al árbol sollozante, y escuchó sus quejas con compasión. Le respondió con toda bondad: "No llores; lo quete hice era necesario para que pudieras ser un árbol valioso en mi huerto. Tú no eres un árbol de sombra, o para dar abrigo a las aves en tus ramas. Te planté para que dieras fruto; si quiero fruta,no podría obtenerla de otros árboles, por más altos y frondosos que sean.

No, amigo árbol, si yo hubiera permitido que siguieras creciendo como ibas, toda tu fuerza se hubiera ido en las ramas; tusraíces no hubieran desarrollado firmeza, y se hubiera frustrado el propósito por el que te traje a mi huerto. Tu lugar lo hubiera ocupado otro, pues habrías sido estéril.

No debes llorar; todoesto resultará en tu bien, y algún día, cuando veas las cosas con más claridad y estés cargado de fruto exquisito, me agradecerás y dirás: 'Mi jardinero era sabio y de veras me amaba. Él sabía el...
tracking img