Parafilias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 63 (15703 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO I

ANTECEDENTES

Las parafilias siempre han existido desde que se tiene historia. Pero han surgido otras parafilias o sea han ido trasformando debido a los cambios que hay en las sociedades, así encontramos que cuando apareció el teléfono surgió una nueva parafilia, que es el realizar llamadas obscenas, (escatología telefónica) lo mismo sucede con la computadora y otros medios.
Las“relaciones sexuales prohibidas” son mencionadas dentro de la biblia, en el Viejo Testamento, se hace mención a la homosexualidad, a la zoofilia y al incesto, también se hace referencia al travestismo masculino y femenino. San Pablo habla de la homosexualidad en Romanos, Corintios y Timoteo, sobre los “afeminados” en Corintios. Yavé habla de actos sexuales “infames, “abominables”, “maldades”, “actospecaminosos”, “costumbres horribles”. Es decir, las parafilias y variantes sexuales no son problemas nuevos para el ser humano.
En la Grecia clásica, la idea de perversión abarcaba tres áreas: el social, en cuanto transgresión a la ley, el religioso, en cuanto sacrilegio, y el médico, en tanto expresión de enfermedad. Con el tiempo, cuando lo sagrado pasó a ser en gran parte lo moral, la perversiónse confundió con el vicio. En el siglo XVIII, a influjo del Iluminismo, la perversión se redujo al campo médico, privativo del sujeto. A fines del siglo XIX, se le integró al dominio de la psiquiatría.
Aunque Kaan ya había hecho referencias a las “Perversidades Sexuales” fue el médico psiquiatra y forense Richard Von Krafft-Ebing quien publicó en 1886 “Psicopatía Sexualis”. Crea la Medicina delas Perversiones y denomina estas “desviaciones” con nombres propios: masoquismo, sadismo, por ejemplo. Da al estudio de los temas sexuales, a través de las aberraciones, el carácter de materia respetable.
Las palabras “perverso” y “perversión” se incorporan al léxico común y permiten el estudio de la sexualidad desde ángulos escabrosos, excepcionales, poco frecuentes, acordes con el interés púdicoy malsano de quienes, por la vigencia del tabú, veían en la sexualidad la semilla de la maldad.
“Perversión” es una palabra que califica moralmente, pues significa error, corrupción, maldad, vicio, perturbación, depravación. El perverso, “es aquel cuya alma se ha vuelto hacia el mal”. Perturba el orden y el estado de las cosas y apunta contra la naturaleza: sus inclinaciones sondesnaturalizadas.
La psicopatología aprovechó y utilizó estos términos. Y aunque en un principio los confundió con la “locura moral”, luego, por designios semánticos, perversidad vino a significar desequilibrio psíquico y perversiones, las desviaciones en las prácticas y modos de obtención del placer sexual.
Se pasó del concepto teológico-moral al de “anomalía de la satisfacción del placer”. Esta satisfacción esdesenfocada, fuera de la “moral natural”, es un placer “contra natura”. Conserva, pues, el carácter de un juicio de valor.
El Psicoanálisis adoptó el concepto de perversión, pero lo despojó de su carácter escandaloso e inmoral y le otorgó el carácter de infantilismo: el placer perverso es el retorno o regresión, o el mantenimiento o fijación, de una práctica sexual infantil.

LO NORMAL ENSEXUALIDAD
Suponemos que toda cultura posee sistemas valorativos y normativos para el ejercicio de la sexualidad de sus integrantes, como pautas deseables, buenas o virtuosas.
Siempre se consideró la existencia de una norma o regla que cumplir y un castigo por no hacerlo.
Las diferentes fuentes animistas, religiosas, filosóficas o científicas de las categorizaciones y enfoques de cada problema ofenómeno, como el sexual, determinan modos típicos de comportamiento, que sin embargo cambian permanentemente, en un dinamismo relativista y realista al mismo tiempo.
La aplicación del criterio estadístico para determinar lo normal en Sexualidad colocaría dentro de la normalidad, dada su frecuencia, a las disfunciones sexuales, el chantaje masculino-femenino y la infidelidad. Y sería anormal un varón...
tracking img