Paramilitarismo en colombia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5034 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Presentación

Colombia ha experimentado casi una
década la política de combatir la
subversión con dos tácticas combinadas:
las acciones de control y combate de las
fuerzas armadas y las acciones de
escuadrones paramilitares privados. Este
ensayo quiere resaltar algunos aspectos de
esta experiencia, para sugerir la
dimensión de los daños causados al país y
las áreas de política quesería necesario
cambiar para superarla.

In acción de grupos paramilitares en
regiones donde actúan las guerrillas ha
cambiado el escenario y la dinámica de la
confrontación armada en el país. Las
políticas de contrainsurgencia a
comienzos de la década abrieron la puerta
para que poderosos grupos en algunas
regiones se convirtieran en gestores
armados de la violencia, con una
tendenciahacia la autonomía con respecto
del Estado57.

La acció n paramilitar ha probado ser un
medio eficaz para expulsar a los frentes
guerrilleros en algunas regiones, pero el
costo oculto de esta transformación es la
creación de dominios territoriales
armados, donde no puede actuar el Estado
sino como cómplice de sistemas de
justicia privados. Lo esencial de este tipo
de justicia es que noindividualiza
responsabilidades, sino que se aplica a
sustitutos de los culpables, como medida
ejemplarizante para crear terror en la
pobla ción.

Una parte de los asesinatos de militantes
de la Unión Patriótica durante los años
1986 a 1989 fueron cometidos por
paramilitares como una extensión de su
confrontación con las FARC58. Muchas
de las grandes haciendas que podrían ser
afectadas porla reforma agraria tienen
protección armada y los campesinos sin
tierra temen represalias si solicitan la
tierra al Estado59.

La guerra al narcoterrorismo decretada
por el gobierno Barco en agosto de 1989
puso en evidencia la inconsistencia de la
política de seguridad interna, pues el
enemigo a quien el ejército debía
combatir había participado con él en la
lucha antisubversiva ycontinuaba generando
relaciones de solidaridad con
miembros de las fuerzas armadas60.
Esa inconsistencia no ha sido aún resuelta
en la práctica, aunque sí política y
legalmente. Los paramilitares continúan
actuando en 1991 y se han reportado sólo
esporádicas persecusiones o
enfrentamientos con la fuerza pública61.

Sus dominios territoriales siguen
sometidos a la ley de las armas.Condiciones de posibilidad de la acción
paramilitar

En su historia, el Estado Colombiano ha
tenido recurrentes períodos de debilidad
para asegurar el monopolio de la fuerza
frente a las situaciones de crisis del orden
interno 62. En estos períodos la estabilidad
de las relaciones de dominación social
por parte de las élites locales ha
dependido del uso de la fuerza directa
contra susadversarios sociales.
Durante la violencia de los años cincuenta
y sesenta los dos partidos tradicionales
patrocinaron la formación de fuerzas de
choque para liquidar a miembros del
partido opuesto y el experimento terminó
en la generalización del bandidismo social
y las venganzas de sangre, que
afectaron a buena parte de las regiones
minifundistas de las vertientes
cordilleranas del interiordel país63.

Después de la frustración de los intentos
de reforma agraria de Lleras Restrepo
(1966-1970), que buscaban corregir los
desequilibrios estruc turales acumulados
en el campo, el país presenció el
surgimiento de un movimiento agrario
que organizó a un millón de campesinos y
amenazó la supervivencia del latifundio
en las regiones más atrasadas de la costa
atlántica y los vallesinterandinos64.

El movimiento campesino fue derrotado
por el gobierno conservador de Pastrana
Borrero (1970-1974) y la reforma agraria
fue sepultada por el gobierno liberal de
López Michelsen (1974-1978). En todas
las regiones donde el movimiento
campesino desplegó la fuerza de la acción
de masas, las guerrillas no encontraron
arraigo en la población, que prefería
mantener las...
tracking img