Pascual duarte jwk

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6500 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Encerramiento y apertura: Pascual Duarte y su texto
JOHN W. KRONIK Comen Universíty

El calabozo, la cárcel u otros espacios clausurantes constituyen una imagen lo bastante arraigada en la tradición literaria para haber adquirido ya una dimensión mítica. Si es dudoso que la tuviera en alguna ocasión, modernamente el espacio narrativo o dramático ha perdido toda su inocencia. Tanto el escritorcomo el lector reconocen que la construcción espacial, más que un elemento accesorio donde se colocan los personajes y la acción, posee en sí un valor comunicativo y codificador. En la literatura de este siglo, las estructuras aprisionantes se manifiestan como una constante de vastas dimensiones porque para el escritor, sea novelista o dramaturgo, el espacio encerrado es la proyección metafóricapor excelencia de la circunstancia social y existencial del ser humano que lo ocupa. La celda donde está encarcelado Pascual Duarte y donde escribe sus memorias es el componente clave del sistema significante en la primera novela de Camilo José Cela. El espacio celular es la única realidad de La familia de Pascual Duarte y de su protagonista: el presente narrativo del relato en primera persona. Enesta celda pasa Pascual su vida novelesca y reconstruye su vida histórica. Y en esta celda queda definido su futuro: su futuro de hombre y de personaje literario. El encarcelamiento y la condena de Pascual, no por el asesinato

309

de su madre sino por otro crimen en contra de la sociedad, separan al individuo de aquella sociedad. Se establece una diferencia y una barrera entre fuera ydentro. Encontrarse dentro de una celda equivale a encontrarse fuera de la sociedad. Siendo prisionero, Pascual no está libre. ¿Se puede suponer entonces que está libre el que se sitúa dentro de la sociedad? No, porque la fórmula no es aplicable al revés. Cada espacio encerrado supone la existencia de un espacio exterior, una apertura, pero la sociedad no es la solución liberadora desde la perspectivade este prisionero. La sociedad es sencillamente otra forma de encarcelación. En una ocasión anterior, después del castigo por la muerte del Estirao, Pascual se comporta bien y le ponen en libertad. He aquí su comentario:
y me soltaron; me abrieron las puertas, me dejaron indefenso ante todo lo malo. Me dijeron: -Has cumplido Pascual; vuelve a la lucha, vuelve a la vida, vuelve a aguantar atodos, a hablar con todos, a rozarte otra vez con todos... Y creyendo que me hacían un favor, me hundieron para siempre. (p. 170) 1

Es lógico que la conciencia de la libertad siempre acompañe al prisionero. Desde su celda, Pascual puede ver el campo y la carretera de Portugal; puede ver a una familia que cruza libremente por un sendero. El preso, según cuenta Pascual, imagina el campo verde ylozano, fértil y hermoso, y a los campesinos trabajando con alegría bajo el sol. Esta visión de un paisaje ideal vislumbrado desde la celda es un motivo predilecto de los románticos 2 . La realidad que descubre Pascual es otra: «Cuando salí encontré al campo más triste, mucho más triste, de lo que me había figurado [...] yermo y agostado como los cementerios, deshabitado y solo» (p. 171). El mismodesengaño le espera cuando vuelve a su terruño, donde la realidad también es muy distinta de la ilusión de «mí pueblo, mi casa, mi familia, mi madre, mi santa hermana» que se había labrado (pp. 171-72; el subrayado es mío). Es irónico que desde la perspectiva del último encarcelamiento -el que genera el recuerdo de este encerramiento por el asesinato del

Las citas se refieren a la edición que elautor considera la definitiva: Camilo José Cela, Obra completa, I, Barcelona, Destino, 1962. Véase libro imprescindible de Victor Brombert, La Prison romantique, París, José Corti, 1975; las citas se refieren a la traducción inglesa, The Romantic Prison, Princeton, Princeton University Press, 1978. Consultar también Michel Foucault, Discipline and Punish: The Birth of the Prison, trad. Alan...
tracking img