Pedagogia liberadora

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3520 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Fin de la historia? Para nosotros no es ninguna novedad. Hace ya
cinco siglos, Europa decretó que eran delitos la memoria y la
dignidad en América. Los nuevos dueños de estas tierras
prohibieron recordar la historia, y prohibieron hacerla.
Desde entonces, sólo podemos aceptarla.

EDUARDO GALEANO

Cuando todavía era estudiante universitaria, por circunstancias que no viene a cuentoexplicar, empecé a dar clases de inglés a niños pequeños. Desde entonces, la docencia se convirtió en la parte esencial de mi vida profesional y laboral. Una vez terminada mi formación superior comencé a dar clases de literatura y de historia a adolescentes. Hace ya dos años que no soy maestra y, gratamente, al tiempo que repasaba apuntes y leía para escribir este artículo confirmé que,definitivamente, regresaré a la práctica docente, pues es ésa la actividad que hasta hoy ha definido mi compromiso con la sociedad y la esperanza de que desde ahí puedo participar en la lucha por mejores condiciones de vida para todos. En otras palabras, repasar las ideas del pedagogo Paulo Freire me recordó el sentido de ser profesor pero, sobre todo, me mostró que la transformación social a través de laeducación no es fantasía ya que, como él decía: “cambiar es difícil, pero es posible”, lema que confirmó con acciones una y otra vez, especialmente cuando se desempeñó como ministro de educación del estado brasileño de São Paulo (1989-1991).1
Paulo Reglus Neves Freire nació en Brasil el 19 de septiembre de 1921 en la ciudad de Recife, capital del estado de Pernambuco. Este estado forma parte de lazona del Nordeste, región que hasta hoy se reconoce como la más pobre y la de peores condiciones de vida de todo el país. Así, podemos asegurar que Freire vio de cerca la miseria, marginación y explotación de los desposeídos brasileños y, seguramente, ése fue el origen de su incansable lucha en contra de la injusticia social, misma que se reflejó en el desarrollo de sus estrategias pedagógicas.¿Por qué y para qué aprendemos?


Paulo Reglus Neves Freire (1921-1997).
www.revistaforum.com.br
Para Freire, aprender y enseñar son actos simultáneos: sólo se puede enseñar aprendiendo y cuando aprendemos también enseñamos. Una cosa no existe sin la otra. Lo anterior se debe, según la explicación freiriana, a que:
[...] fue aprendiendo socialmente como, históricamente, mujeres y hombresdescubrieron que era posible enseñar. Fue así, aprendiendo socialmente, como en el transcurso de los tiempos mujeres y hombres percibieron que era posible –después, preciso– trabajar maneras, caminos, métodos de enseñar. Aprender precedió a enseñar [...]. 2
Así, si aprender fue primero que enseñar, el educador no es tal si no está dispuesto a aprender con y de sus educandos, pues “nadie educa anadie. Nadie se educa solo. Los hombres se educan juntos en la transformación del mundo”.3
Por otro lado, no hay que olvidar que el ser humano, a diferencia del animal, tiene una relación activa con el espacio y con el tiempo, pues tiene la capacidad de transformarlos. En contraste, el animal se adapta a su medio sin otro móvil que su nato instinto (que no conciencia) de sobrevivencia, es un sercerrado en sí mismo que no toma decisiones, no tiene finalidades, no es capaz de darle sentido al mundo, es ahistórico.
Por su parte, el hombre es un ser abierto que se integra al mundo creativamente, posee una captación reflexiva de lo que lo rodea, toma decisiones y responde a los desafíos que le son impuestos, por eso su vida es “existencia histórica”. En una interpretación muy personal delGénesis de la Biblia católica, me parece que comer del fruto del árbol prohibido, el árbol de la sabiduría, es una representación de esa transición del hombre de un ser ahistórico, de un animal, a un ser que se da cuenta de que su existencia es finita y que su relación con el mundo está ubicada en un tiempo y espacios específicos. Así, este nuevo ser pierde el “paraíso”, o sea, la comodidad de...
tracking img