Pedro paramo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (831 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 17 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Desde las primeras cinco hojas de Pedro Paramo, se sabe que la forma en que cada personaje actúa no será ni en dialogo ni en forma lineal, sino a manera de recuerdo. Recuerdos de cuerpos o tal vezalmas que están convencidos de haber muerto y haber quedado atrapados entre el cielo y el infierno. Son personajes que viven, o más bien, según Rulfo, sub-viven en la memoria de un pueblo (Comala) quese ha convertido en purgatorio y en un hogar para la nostalgia.

Rulfo encarna al escritor hondamente influido por las primeras impresiones de su vida. Éstas se resumen en la violencia que destruyeel orden familiar y afecta la fisonomía política y económica del campo.
La concepción rulfiana de la muerte es una pura manifestación de una carga cultural, y por qué no, hasta racial o genéticatípica del mexicano. Pero lo maravilloso de esta concepción tradicionalista es que la muerte, que es símbolo universal, se vuelve asimilación y naturalidad tan atractivas en la obra de Rulfo, que hatrascendido lenguas, fronteras físicas e ideológicas, culturas y tradiciones.
Rulfo profana las tumbas que albergan la personalidad de sus personajes, construidas de pedazos de testigos del cacicazgo, larevolución y la guerra cristera. Y qué mejor testigo que él mismo.
Por eso el tono imperativo del amo, el cacique (Pedro Paramo), el tono sumiso y obediente del peón o el capataz (Fulgor); y algoque resulta atractivo al análisis, es la voz pasiva y casi nula de la feminidad.
En este punto es bueno resaltar la forma en que Susana San Juan parece un personaje fuera de contexto. ProbablementeRulfo trató de introducir a un personaje erótico, un personaje que fuera el quiebre de Pedro Paramo, pero no consigue que Susana tenga la fuerza de una heroína. Su intención tal vez, sin saberlo, eraanular a la mujer, porque es símbolo de debilidad para la figura masculina.
Matar a Susana. Matarla en vida. No dejarla salir. Dejarla encerrada en su psicosis. Negarle el cielo y la redención,...
tracking img