Pedro reino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3099 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CULTO A MONTALVO O A SU MOMIA?
Pedro Reino Garcés

Profesor de la Universidad Técnica de Ambato

“Al llegar a París, Montalvo, aunque zambo, era como un Dios griego, por la fuerza de su persona y por su juventud. Se ganó los besos de las francesitas, de esas que tanto gustan a los ecuatorianos que viajan; pero los labios con que las besó, ya no los tiene, según me describe una amiga que loha contemplado hace poco en Ambato.

El crespo cabello, que alisaron suaves dedos de mujeres, se pega, mojado de ácidos sobre el cráneo. Guardan el cuerpo sumergido en un líquido verde. Sus manos fuertes, que un día empuñaron la pluma y la vida, yacen esqueletizadas. Los algodones que le han puesto donde tuvo el cerebro y el corazón, hieden a desinfectantes y a podrido.

La conservación de lamomia de Montalvo, entre susto de turistas y broma de estudiantes de medicina, es una de las demostraciones del culto grosero y materializado a los muertos que, proviniendo de la Edad de Piedra, subsiste en nuestro país. No es esta la única momia que veneramos fetichistamente. Otras andan sueltas, haciendo de ministros, diputados, escritores, gobernadores, señores. Se obliga a este pueblo joven arespirar polvo de muertos. Así como el Ecuador estaba harto de los que usurpaban el nombre de liberales, lo está de momias muertas y vivas. Lo está igualmente de las normas y costumbres que hacen que los muertos sigan mandando y que vierten sobre la alegría de vivir, un soplo hediondo a pasado...” (1)

Y pensar que esta cita sigue vigente en estos últimos tiempos, en nuestro país, con líderesde •mente lúcida• que han sumergido a la nación en la fosa común en donde gobiernan, guadaña en mano, los fósiles del oscurantismo, del neoliberalismo que como alacranes se pasean por nuestros cráneos, que se nos salen por las cuencas vacías de nuestros ojos, por entre los huesos de la nariz, por las mandíbulas remordidas en el hambre; alacranes que se pasean envenenando el recipiente vacío de loscerebros del pueblo, sin derecho a pensar en la protesta, a buscar la justicia como utopía rescatable. Nos han dejado sin médula para acuñar los sueños ni posibilidad de intelectualizar el amor como nido en el que se ha de sustentar la vida.

La cita inicial vuelve a tener vigencia, a pesar de haber sido escrita en 1944 y publicada en Cuenca, recién en 1985. Lo escribió ese hombre valiente ytalentoso, admirado dentro y fuera del Ecuador por los que no creen en los “mastuerzos de repujada palabra hueca” (2), por quien en realidad, al igual que el maestro de la cita, nuestro Montalvo, “solía hacer pedazos a los imbéciles y a los canallas” (3), según nos cuenta el Diccionario de la Literatura Ecuatoriana, al referirse a la biografía de quien me he demorado en nombrar y que se llama:Joaquín Gallegos Lara.

Gallegos Lara hace su comentario a unos años de haber sido momificado Montalvo. Según me relató de viva voz quien hizo tal trabajo, el Sr. Luis Pérez, por el año 1942 “le hizo un tratamiento al cadáver que había empezado a pudrirse en Guayaquil. Ya trasladado a Ambato se le mandó a hacer un terno nuevo y hasta un calzoncillo de la época”, que era el mismo que usaban curuchupas yliberales en el siglo XIX.

“Para que la momia luzca bien y con motivo de sus natalicios para el 13 de Abril”, este maltratado personaje que por causas desconocidas o por alguna culpa secreta no puede hasta ahora descansar en paz, ha sido año tras año, “bañado en ácido fénico, bórax y alumbre sublimado anticorrosivo, más alcanfor... Por eso a Montalvo lo quiero como a un hijo”, me decía elseñor Pérez (+)

¡Pobre Montalvo! he exclamado yo también que lo he visto desnudo como un pergamino, ya sin poder sentir frío ni calor, tendido en un rincón de su mausoleo, con el labio superior casi destruido, y eso que para momificar “le volvieron a empapar de formol y glicerina para ver si se extendían los tejidos de las orejas, de los labios, de la nariz, de los párpados...” (Luis Pérez) Pero...
tracking img