Pedro o judas!

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (942 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PEDRO O JUDAS! TU DECIDES.
Por Fabián Minier R.
“Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo”.1Jn. 2.1 Cuando realizamos un recorrido por la palabra de Dios, nos encontramos con grandes hombres que en un momento determinado de su vida, tuvieron que tomar grandes decisiones que afectaron directa oindirectamente su vida espiritual. Tal es el caso de Caín, Jacob, Moisés, David, Elías y muchos más. Pero se puede apreciar que el gran problema de estos hombres de Dios, no fue el hecho de haberofendido a Dios lo que marco su vida, sino la decisión que tomaron para restaurar o hundir su vida espiritual. En nuestro tiempo moderno, no estamos exentos de tener que enfrentar situaciones que puedenafectar positiva o negativamente nuestra vida espiritual y a pesar de las múltiples tentaciones que a diario nos enfrentamos, podemos confiar en las promesas de Dios, que son fieles y verdaderas. Alfinal del ministerio de nuestro Señor Jesucristo en la tierra, podemos observar a dos personajes principales entre los apóstoles, que no resistieron la tentación del enemigo y le fallaron al Señor, unoentregándole para que lo mataran y otro negándole tres veces. Desde nuestro punto de vista como humano podríamos pensar que estos dos personajes no deberían de recibir perdón por tan horrendo pecadoque habían cometido, sin embargo, el Señor Jesús fue muy enfático cuando afirmó que el único pecado que no se le perdonaba al ser humano era la blasfemia contra el Espíritu Santo (Lc. 12.10). Cuandose analiza a Judas Iscariote nos encontramos que el Señor había dicho durante la cena: Mas he aquí, la mano del que me entrega está conmigo en la mesa (Lc.22.21). Después de haber dicho estas palabrasmás adelante en Lc. 22.47-53 Judas cumple lo que nuestro Señor Jesús había profetizado anteriormente. Este hecho había sido señalado ante en Sal. 41.9 que alguien, en quien el maestro confiaba era...
tracking img