Pena moral

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1005 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNA HISTORIA DE AMOR IMPOSIBLE

Todo empezó al tomar una decisión de futuro para cambiar mi vida. Tenía 26 años y me quería alistar a las fuerzas armadas del país en que vivo. En ese entonces estaba con mi pareja, que llevaba conmigo seis años. Yo 21 años y él 32. Con él viví momentos muy lindos y momentos tristes. Estaba enamorada y él me apoyaba en todo.
Hasta que llegó el día que meinscribí en la oficina de reclutamiento. Pasé diferentes exámenes y todo salió bien. Mi novio estaba de acuerdo en todo. Teníamos muchos proyectos e ilusiones juntos. Había llegado la hora de ir al centro de instrucción en el que estuve. Tres meses la pasé muy bien, aprendí muchas cosas nuevas y tenia muchos compañeros y compañeras. Casi todos los miércoles salíamos a bailar cuando podíamos, y asísucesivamente cada semana. Yo estaba lejos de mi novio y lo extrañaba muchísimo. Mi vida era él, sólo pensaba en él. Seguía enamorada como el primer día.
Un miércoles, faltando 2 días para finalizar la instrucción, nos teníamos que regresar al sitio de destino y el mío era demasiado lejos. Mis compañeras salían de marcha al mismo sitio de siempre, yo no quería ir. Ee insistieron mucho hasta que meconvencieron. Llegamos al bar. Entre nosotras empezamos a bailar. Sólo teníamos permiso hasta las 10 de la noche. Había que aprovechar el tiempo. Una de mis compañeras me dijo: “Ven, que te presento un amigo”.
- Hola, soy (B)
- Hola, soy (f) – Dos besos en la mejilla.
Y continuamos hablando. Mientras que mi amiga se fue a baliar, hablamos de todo un poquito. Nos entendimos muy bien. Al cabo de 45minutos, no sé ni como surgió y nos dimos el numero del móvil. Ya nos quedaba poco tiempo para irnos. Seguí hablando con él. No sé cómo nos cogimos de las manos muy cariñosamente. En ese momento sentí algo que nunca había sentido. Sentí muchos pero muchos nervios, miedo y el corazón me latía a cien. Me quedé sorprendida de lo que estaba haciendo, pero le solté rápidamente las manos. Aún así seguíanerviosa. Seguimos hablando. Yo apenas le había mirado la cara. Fue un rato muy agradable. Ya era hora de regresar al centro de instrucción.
Me quedé pensando en lo que había pasado pero pensé “Bah, es una tontería, además tengo mi novio y le amo mucho”. Intenté no darle importancia, pero sin querer no podía olvidar lo que sentí esa noche. Pensaba “Ya me faltan dos días para regresar cerca decasa”. Pero seguía pensando en ese chico.
Terminamos la instrucción y yo ya estaba en casa con mi novio. Vivía con él. Suena el movil, y era un mensaje del chico (f). No sabía qué hacer, otra vez nerviosa. No presté mucha importancia, pero al cabo de unos días seguíamos enviándonos muchos mensajes. Mi novio permanecía muchos días fuera de casa por trabajo, apenas nos veíamos los fines de semana, asíque estaba mucho tiempo sola. El chico y yo nos mensajeábamos mucho, hasta que llego una noche que hablamos por el móvil . Así varias noches, hablábamos cuatro, cinco horas. Me sentía muy bien con él, pero siempre teniendo claro que tenia mi novio y él lo entendía. Me enviaba poemas bonitos y románticos, todo era como un juego para mí. Hasta que le dije lo que sentí cuando nos cogimos de las manos yme respondió “Yo también sentí lo mismo”.
Ya llevábamos mucho tiempo hablado. Día y noche lo tenía en mi pensamiento. Lo extrañaba cuando no hablaba con él. Sus mensajes de buena mañana me animaban para empezar el trabajo. Lo añoraba en cada instante y cuando estaba sola sentía que lo tenía a mi lado haciéndome compañía, pero yo seguía con mi novio.
Pensaba “Ese chico está muy lejos y creo quenunca le volveré a ver”. Duramos un año hablando como buenos amigos. Por unos meses nos dejamos de escribir porque me comentó que estaba saliendo con una chica y que se sentía muy bien con ella. Yo me sentía fatal, me dolía el corazón, pero no podía decir nada. Pero continuábamos hablando hasta que un día me dijo que se iba casar. Ahí me mató. Lloré como una niña pequeña con dolor y muchos...
tracking img