Pene

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2155 palabras )
  • Descarga(s) : 1
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ReportajePredicciones para 
Venezuela 
2012La astróloga venezolana Adriana Azzi ofrece, como cada año, sus esperados vaticinios sobre el destino del país | Adriana Azzi barazzicompany@hotmail.com  Ilustraciones Alejandro Ovalles jaoc28@yahoo.com  |
|
Una vez más tengo la oportunidad de hacer este trabajo que realizo anualmente y que comparto con todos los lectores de Todo en Domingo y ElNacional. Después de haber sido criticada, alabada, recordada, señalada y hasta "intervenida" por el Congreso por mis predicciones, una vez más se desbordarán las redes sociales de comentarios de los que las siguen, de los detractores, de los ni fu ni fa (pero que las leen por no dejar o por si acaso), de los que me critican desde el canal del Estado, de los trasnochados, de los retrógrados, de losque las comentan en el desayuno, de los que sueñan y de los que ya no lo hacen. 

Una vez más pongo mis análisis arcanoastrológicos a la vista de todos con guáramo, diciendo lo que "veo", describiendo mis videncias, intuiciones, opiniones, querencias y efluvios astrales a la vista pública para hacer el crisol délfico de un país cuya incertidumbre va creciendo a paso de vencedores. Y lo hago decorazón, para todo el que de algún modo sienta que el destino lo construimos día a día y que no todo está escrito. Para todo el que sabe en su fuero interno que "cuando los oráculos no nos son favorables, es hora de cambiar nuestras estrategias y así cumplir con nuestros sueños, deseos y metas". 

La incertidumbre creciente. 
2012 será un año para ser firme y batallar hasta conseguir lavictoria. Pero donde el marco legal flaquea, donde la ley cojea, la trampa tiene toda la fuerza para derrotar a la verdad. Por lo tanto, el exceso de confianza en, por ejemplo, la ley electoral no puede debilitar el estado de alerta que hay que mantener de cara al conteo de votos. Una facción importante del pueblo se alzará pidiendo justicia, unida en un solo bloque. La gente confiará en el poder deDios, en el poder de la dignidad, en el poder de la resistencia ante la crueldad de la sinrazón, de los que detentan el poder que el pueblo legó esperanzado en el cambio que aún es esperado. Los que enarbolan banderas de igualdad y fraternidad supuestamente amparadas en el "amor", no deberían amenazar con armas y con el terror a quienes disienten de las ideas autocráticas propias del que con un yugoenmascarado se alzó con el apoyo popular. 

La oposición al gobierno volverá a ganar en las mesas, pero se intentará que pierda en el resultado final ante el CNE. 

Por lo tanto, es de suma importancia luchar por los resultados porque sí hay una oportunidad, siempre la ha habido, pero el presidente no aceptará una derrota. Se luchará hasta el final, hasta el último momento para evitar el fraudey la calamidad que ya están montados, que ya comenzó con los inmensos subsidios gubernamentales, la censura de la prensa independiente y la intimidación pertinaz. Es cierto que la oposición se debilita ante la masa popular cuando dice: "Hay que enseñar al pueblo a pescar y no a darle el pescado", pues muchos quieren el pescado y eso Hugo Chávez lo ha sabido capitalizar. 

El discurso opositoraún debe competir en dádivas con la propaganda oficial, la oferta debe lograr identificar al marginado y al votante no ideologizado por igual. Vendrán de otras latitudes (España, Cuba, Argentina) asesores izquierdistas expertos en comunicaciones y tecnologías electorales que ayudarán al régimen, pulularán en ministerios y cuarteles. Estos agentes sacarán su tajada y luego se irán. Los comicioselectorales estarán llenos de gran incertidumbre e inclusive podría surgir un cambio de fecha. Nunca he visto una salida electoral, pero puede que lo electoral sea un motor clave para impulsar el cambio venidero, el cambio repentino, el viraje abrupto de acontecimientos y situaciones por venir. En todos estos años se ha visto de modo intermitente en las cartas que lo electoral pesa y mucho, pero...
tracking img